Diario del Cesar
Defiende la región

Jorge Oñate un mes dando la batalla por su vida  

51

POR NINOSKA REYES URDANETA 

Hoy 18 de febrero, el cantante Jorge Oñate cumple un mes luchando por su vida. Han sido treinta largos días, en los que familiares y seguidores permanecen orando por la vida de quien ha sido referente en el folclor vallenato.

La tarde del 18 de enero comenzó esta gran odisea. ‘El Jilguero de América’ ingresó a la sala de hospitalización del Instituto Cardiovascular del Cesar inicialmente para chequeos rutinarios por algunos malestares que presentaba. Horas después un negativo reporte médico, ameritó su ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos. El viernes 22 de enero fue intubado en la sala Esperanza del referido centro de salud, donde atienden a los pacientes Covid-19.

El diagnóstico fue una infección respiratoria aguda y aunque en un principio no se confirmaba el contagio por coronavirus tras realizarle dos pruebas, la gravedad indicó que el positivo para la enfermedad en un tercer examen. Desde entonces, el ‘Ruiseñor del Cesar’, permanece con respiración mecánica asistida, en estado muy delicado y bajo pronóstico reservado, según los últimos reportes médicos entregados por el centro asistencial.

Y así transcurrían los días, parecía que ‘el más fuerte’ estaba en pausa, su vida casi apagada, pero la ola de oraciones de los vallenatos dieron un nuevo hilo de esperanza.

Pese a dos recaídas por problemas en el corazón, Oñate avanzó con la ayuda de un marcapasos transitorio, con el cual los médicos lograron recuperar el ritmo cardiaco.

Los siguientes reportes médicos indicaban estado muy delicado pero con tendencia a la mejoría. Fue desentubado  y se le practicó una traqueostomía, para ayudarlo con la respiración ante la cantidad de días que llevaba intubado, causando daños en otros órganos vitales.

Ya el 11 de febrero llegó una nueva noticia, el intérprete de ‘Nunca comprendí tu amor’ superó el Covid-19, fue trasladado a la sala UCI no Covid, pero seguía en condiciones muy delicadas.

En ese momento su hija, Delfina Oñate, quien radióloga entró a ver a su padre junto a sui esposa, quien también es profesional de la medicina. Le realizaron terapias de relación y entonaron algunas canciones cristianas que provocaron en Oñate una reacción, parpadeó y sintió la presencia de sus seres queridos.

Desde entonces los sedantes empezaron a disminuir el pasado fin de semana, el maestro empezó a reaccionar, abrió los ojos, tuvo movimientos y estaba recibiendo masajes de estimulación y de ayuda respiratoria.

El último reporte médico  entregado por el Instituto Cardiovascular del Cesar, el pasado lunes 15 de febrero, indicó que Jorge Oñate “continúa con soporte respiratorio; además monitoreo permanente de sus signos vitales. El proceso de recuperación de su condición ha sido prolongado. Continuamos administrando los tratamientos pertinentes y esperamos que el proceso de recuperación sea el mejor”.

Entre tanto, las oraciones no cesan. Los seguidores están en rodilla pidiendo a Dios por el regreso de su artista del vallenato. Sus hijos, esposa y hermanos de la iglesia cristiana no dejan de implorar por la recuperación y aseguran que el Señor está haciendo la obra, pronto saldrá de esta dura batalla.

Igualmente, la población de su tierra natal, municipio de La Paz, realizó el pasado martes una misa para pedir por su salud. Asimismo, los oñatistas de las distintas partes de Colombia, se mantienen en cadena de oraciones. Las esperanzas siguen intactas, mientras Oñate sigue siendo el más fuerte, lucha minuto a minuto por salir victorioso de esta gran prueba.