Diario del Cesar
Defiende la región

IVA a la canasta familiar no convence a la coalición 

43

Cada vez más el gobierno del presidente Iván Duque va quedando sólo en la posibilidad de gravar toda la canasta familiar, esto dentro de la reforma tributaria o reforma fiscal que espera llevar al Congreso de la República en marzo próximo a las sesiones ordinarias.

En la coalición de gobierno ya son al menos dos de los partidos que la acompañan los que no estarán con esa propósito del gobierno. Los primeros en decir que no apoyarán ese propósito fueron los conservadores, quienes aseguraron que el país no está que se impongan más impuestos.

Incluso el presidente del conservatismo, Ómar Yepes, señaló que “las cosas hay que llamarlas por su nombre”, con lo cual rechazó que la administración nacional lo llame reforma fiscal y social.

Ahora el que se aleja de la idea es el Partido de la U. Su presidenta, Dilian Francisca Toro, expresó que “ya anunciamos nuestro rotundo no a poner IVA a la canasta familiar. Hay que aumentar los ingresos del país, pero sin afectar a las clases menos favorecidas”.

Para Toro, es necesario que el gobierno tenga en cuenta que si desea llevar esa reforma se deben incluir aspectos como la reactivación económica, la disminución de la desigualdad, el incremento de ingresos, “es necesario dar incentivos a pequeñas y medianas, al ser estas las que generan el mayor número de empleos en el país”.

Insistió en que “pedimos al Ministerio de Hacienda que las medidas para mitigar la pobreza, este entre los ejes principales de esta reforma y se garantice a la protección social ante los riesgos económicos enfatizados en la pandemia”.

Desde los partidos independientes también se anunció que no estarán con el grueso de la reforma tributaria. El representante liberal, Alejandro Carlos Chacón, indicó que “el partido Liberal no puede acompañar una reforma tributaria que grabe la canasta familiar. El Partido Liberal no puede acompañar una reforma tributaria que grabe aún más a las personas naturales, especialmente a las ya formalizadas”.

Insistió que “el liberalismo advirtió en la anterior reforma que no se podía generar más exenciones tributarias a las empresas, especialmente a los más ricos, por eso no la acompañamos, porque se iban a necesitar esos recursos y eso hoy es una realidad”.

Desde Cambio Radical, una voz en el mismo sentido se dio por el senador Richard Aguilar, quien aseguró que “todos los esfuerzos se deben concentrar en ayudar a la población más vulnerable. No al IVA en la canasta familiar, el Gobierno debe socializar previamente el proyecto”.

En las filas del Centro Democrático aún no se ha hecho un pronunciamiento de fondo a la reforma, están a la espera de conocer el texto.