Diario del Cesar
Defiende la región

“La gente sigue quemando con el peligro de más incendios”

488

De acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, el Cesar es uno de los departamentos de la región Caribe en el que se presenta una amenaza alta de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal.

   Agustín Codazzi, Astrea, Becerril, Bosconia, El Copey, El Paso, La Paz, Manaure, Pueblo Bello, Río de Oro, San Diego y Valledupar, son las municipalidades con mayor riesgo debido a las altas temperaturas, fuertes vientos y la vegetación seca.

Sin embargo, y pese a la fuerte crisis que ha vivido el Cesar a raíz de la temporada seca, y puntualmente por los incendios forestales que destruyeron más de 1.100 hectáreas en la Sierra Nevada de Santa Marta, la comunidad sigue quemando en estas zonas en medio de sus actividades cotidianas.

María José Páez Díaz, jefe de la Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático fue quien hizo la denuncia al asegurar que tiene nuevos reportes de quemas en el municipio de Codazzi y que en cualquier momento se puede presentar un incendio.

Páez explicó que en estos momentos todos los incendios se encuentran controlados y vigilantes, haciendo prevención “pero ha sido bastante complicado”, explicó.

Además aseguró que las autoridades del Cesar están alertas ante el riesgo, por lo que se tienen activados todos los consejos municipales de Gestión del Riesgo y ellos a su vez tienen activados todos los organismos de socorro.

“Nos encontramos haciendo un monitoreo continuo a los puntos calientes a ver en dónde se pueden presentar incendios”, especificó la funcionaria.

En Valledupar, como uno de los municipios con mayor amenaza, las autoridades locales declararon calamidad pública para atender las emergencias, entre ellas la recién presentada en la Sierra Nevada de Santa Marta. Un voraz incendio que causó la destrucción de 53 casas y una escuela, afectando a más de 600 personas.

ORGANISMOS DE SOCORRO EN ALERTA

Los organismos de socorro anuncian estar todo el tiempo alerta ante las emergencias que se están presentando y las que puedan llegar a ocurrir en esta temporada seca. El Comandante del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, teniente Darío Mejía, informa que a diario la entidad atiende entre tres a cinco incendios forestales a raíz de una respuesta inmediata permitida por medio de las herramientas en buenas condiciones.

Los sectores que han presentado alerta por incendios son: Sabana Crespo, Chemesquemena, Nabusímake, Pueblo Bello, La Mina, Aguas Blancas, Mariangola y diferentes sectores en Valledupar.

“La gente presume que ya está próximo el tiempo de lluvias y por tanto quieren preparar las tierras con socolas y queman el pedazo y se les sale de control”, indica el Comandante de Bomberos de Valledupar, quien al tiempo indica que estos terminan siendo uno de los principales focos, así como ocurre con el hecho de hacer cajas para amansar abejas a través de candelas en ciertos puntos, lo que resulta ser altamente peligroso.

Agregó que asimismo se presentan riesgos con quemas indiscriminadas en lotes enmontados en zona urbana y rural, por lo que solicita a la comunidad tomar mayor conciencia al respecto.

LAS RECOMENDACIONES

Ante el riesgo o emergencias que se pueden presentar a raíz de las condiciones climatológicas en el Caribe, el Ideam hace un llamado a la comunidad para que tenga un cuidado especial en zonas secas, de pasto y cultivos.

Asimismo, la Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático recomienda no realizar ningún tipo de quemas y si llegasen a identificar un evento que pueda generar incendios avisar inmediatamente a los bomberos.

Por su parte, la oficina de Gestión del Riesgo del Municipio de Valledupar, en cabeza de Omar Enrique Quintero recomienda:

  1. Estar al tanto de las informaciones especiales emitidas por las autoridades y alertas del Ideam.
  2. Abstenerse de hacer quemas o socolas que pueden salirse de control y ocasionar un incendio forestal de grandes magnitudes.
  3. Hacer adecuado uso del recurso hídrico ante los caudales bajos como consecuencia de la temporada seca.

 “El llamado es a la prudencia de la comunidad, a nuestra población campesina, veredal y corregimiental de abstenerse a hacer este tipo de prácticas para evitar que se presenten nuevamente incendios de gran magnitud que causen afectaciones a la comunidad en general”, recalcó Omar Enrique Quintero.