Diario del Cesar
Defiende la región

Cayó de una hamaca y se mató en San Fernando 

87

La víctima colgó la hamaca en el camión que conducía y mientras hacía la siesta del almuerzo, se desprendió y cayó. El hombre sufrió un golpe en la cabeza que le quitó la vida. 

Al estilo de una escena de la serie mil maneras de morir, un hombre murió en la tarde de ayer en una clínica privada de Santa Marta luego de sufrir un incidente mientras hacía la siesta del almuerzo, y aunque fue llevado a un centro asistencial, los galenos de turno no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El hecho se presentó al mediodía de ayer, según la información suministrada por la Policía Metropolitana de Santa Marta, en la entrada al barrio San Fernando, cuando la víctima, identificada como Omar Enrique Payares Batista, de 30 años, colgó una hamaca en el camión que conducía para reposar el almuerzo que había ingerido.

Pasados unos minutos, el chinchorro se desprendió y provocó que el hombre cayera contra la plataforma del vehículo, tipo camión, y posteriormente contra el asfalto. El afectado fue auxiliado y trasladado hasta la Clínica Bahía, donde los galenos de turno informaron que sufrió un trauma craneoencefálico severo, razón por la que fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Se conoció que pese al esfuerzo hecho por los especialistas de turno, Payares Batista no aguantó el golpe y perdió la vida. Sus familiares señalaron que el peso del hombre fue mortal. La víctima se desempeñaba como conductor de un camión transportador de chatarra y era natural del municipio de Ciénaga, Magdalena. Además, deja tres hijos.

Personal de la unidad móvil de criminalística de la Policía Metropolitana de Santa Marta adelantó la inspección de cadáver y trasladó el cuerpo sin vida hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en donde le practicarán la necropsia y luego será entregado a sus familiares, quienes le darán cristiana sepultura en su tierra natal.