Diario del Cesar
Defiende la región

Alcalde no descarta cierre total del balneario Hurtado 

85

POR NINOSKA REYES URDANETA 

De nuevo la indisciplina ciudadana se desbordó durante el fin de semana en el Balneario Hurtado en Valledupar. Los controles instalados por las autoridades policiales y la Secretaría de Gobierno, fueron irrespetados por los visitantes, quienes sin importar los riesgos que corren con las aglomeraciones, pasaron las vallas de protección para echarse un chapuzón en el río Guatapurí.

La situación se escapó de las manos de los uniformados y del personal que encarga de revisar y concientizar a los asistentes sobre las medidas de bioseguridad, para evitar el acelerado contagio de Covid-19 en el municipio, donde a la fecha se suman 25.273 casos confirmados.

Desde el 5 de enero de 2021, la Alcaldía de Valledupar emitió el decreto 009, mediante el cual  se ordenan medidas para el acceso, uso y circulación de personas y vehículos en el Balneario Hurtado, del río Guatapurí, y el Balneario La Vega del río Badillo.

Igualmente se prohíbe el expendio y consumo de bebidas embriagantes en todas las zonas de los balnearios. Igualmente no estará permitido de cualquier elemento y/o utensilio de cocina tales como: ollas, calderos, cavas, refractarias, termos, asadores; así como cualquier objeto similar que fomenten los denominados ‘paseos de ollas’ o cualquier otro acto de preparar o cocinar alimentos dentro de estos lugares.

Estas medidas rigen las 24 horas del día desde el sábado 9 de enero de 2021, hasta las 6:00 a.m del lunes 1º de febrero de 2021.

Hasta el pasado fin de semana, las medidas se venían cumpliendo, pero el desorden salió de control y se irrespetó la norma, por lo que el alcalde de Valledupar, Mello Castro, advirtió que ante la indisciplina ciudadana no descarta el cierre total en el Balneario Hurtado. “Todo depende del comportamiento que se esté presentando con la ciudadanía, no nos temblará la mano para cerrar el río, se han tomado medidas drásticas en Valledupar y esta no sería la excepción”.

Afirmó que el control de aforo y la prohibición del expendio y consumo de bebidas alcohólicas continuará, mientras se analizan otras acciones por la desobediencia de los propios y visitantes al afluente.

Por su parte, el coronel Jesús Manuel de los Reyes, comandante de la Policía en el Cesar, dijo que cuando se presentó el desorden se activaron las acciones y se impusieron varios comparendos.

COMERCIANTES PIDEN CONCIENCIA 

Desde el inicio de la pandemia, los efectos sobre la economía en el municipio de Valledupar han sido devastadores, siendo el sector turístico uno de los más afectados, principalmente el que se desarrolla a orillas del emblemático Guatapurí.

Francisco Mujica, representante de la Asociación de Artesanos del Balneario Hurtado, la cual agrupa 33 afiliados, dijo que sería muy lamentable un nuevo cierre del espacio turístico, ahora cuando están tratando se reponerse de las pérdidas que ha dejado las medidas a causa del Covid-19.

Exhortó a la ciudadanía a respetar lo estipulado en la norma, para evitar un cierre total que tanto daño hace a los pequeños y medianos comerciantes.

Shirley Méndez, presidenta de la Asociación de Vendedores Informales del Eco-parque lineal del río Guatapurí, dijo por su parte, que desde hace varias semanas se está controlando el aforo en el balneario, pero el domingo la situación se descontroló y mientras los funcionarios encargados verificaban la cantidad de personas que habían ingresado, la avalancha de personas tumbó las vallas y accedió sin ningún control.

Dijo que desde la reapertura económica, se ha venido haciendo un trabajo grande para ir abriendo los establecimientos de manera progresiva, sin embargo, el comportamiento ciudadano no está ayudando mucho y sería lamentable un nuevo cierre que generaría graves afectaciones al sector comercial.