Diario del Cesar
Defiende la región

Guaidó apoya  huelga de empleados públicos

266

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 50 países, respaldó una propuesta de sindicatos de la administración pública para organizar una serie de huelgas para presionar la salida del gobierno de Nicolás Maduro.

“El paro escalonado es una propuesta de los trabajadores públicos para que más nunca trabajen para la dictadura”, declaró en rueda de prensa Guaidó, tras reunirse con líderes sindicales en la sede del Colegio de Ingenieros, en Caracas.

Guaidó anunció también que se prepara una ley para proteger a los funcionarios que sufran despidos.

“Nosotros pedimos la reunión la semana pasada. También pedimos la Ley de garantías en el marco de esos paros escalonados, porque sabemos que el régimen va a despedir a quienes participen”, dijo a la AFP Ana Yánez, del sindicato Unete.

Los sindicatos aún no han anunciado cuándo o en qué sectores se cumplirán esos paros y acordaron reunirse en los días sucesivos con el parlamento.

“La administración pública está prácticamente paralizada. En las alcaldías van a trabajar solo tres veces a la semana y apenas medio día”, comentó Yánez.

El salario mínimo en Venezuela es de 18.000 bolívares mensuales (unos seis dólares), que apenas alcanza para dos kilos de carne por una hiperinflación que el FMI proyectó en 10.000.000% para 2019.

 

PRESIÓN APENAS EMPIEZA

 

El líder opositor venezolano Juan Guaidó advirtió ayer que la presión contra el gobierno de Nicolás Maduro “apenas comienza” y anunció un paro “escalonado” de funcionarios públicos, un día después de su desafiante regreso al país, tras haber burlado una prohibición de salida.

Guaidó, reconocido como mandatario encargado por más de 50 países, se reunió con dirigentes sindicales apostando a que los funcionarios públicos apoyen sus esfuerzos para sacar del poder a Maduro.

“Pensaban que la presión máxima había llegado. Sépanlo claramente que la presión apenas comienza”, lanzó Guaidó tras el encuentro en Caracas.

El también jefe del Parlamento logró reactivar las protestas y estrechar el cerco diplomático contra Maduro desde que el pasado 23 de enero se juramentó como presidente interino, luego de que el Legislativo de mayoría opositora declarada al gobernante como “usurpador”.

“Aquí está el presidente encargado de Venezuela dándole la cara a los trabajadores, al trabajo con dignidad, sin que les regalen nada”, añadió Guaidó, quien promueve un “gobierno de transición y elecciones libres” aduciendo que el segundo mandato iniciado por Maduro en enero es resultado de elecciones tramposas.

Como parte de su presión contra el mandatario socialista, el legislador de 35 años busca ahora arrebatarle el control de la burocracia estatal, que considera “secuestrada por los chantajes y las persecuciones”.

Según Guaidó, los representantes de los trabajadores le propusieron avanzar hacia un “paro escalonado en la administración pública”, aunque no dio detalles.