Diario del Cesar
Defiende la región

Ajustan detalles para que la almojábana sea Patrimonio Cultural  

316

/La historia de una familia con mucha gente dispuesta

Almojábanas calientes vendemos de puerta en puerta

Hay de 20 y de  cincuenta

Las grandes están encargá

págalas adelantá

pa mandá pa Bogotá/

Francisco Pachito Mejía, es el compositor de esta letra que originalmente es una puya con la que se ganó la modalidad de la canción Inédita en el Festival de la leyenda vallenata en el año 1989.

En el contenido de esta canción, narró el trasegar  del oficio de tradicionales familias de una localidad en la que, desde bien tempranas horas de la mañana, se levantaban a moler maíz y queso para amasar y luego hornear las más deliciosas almojábanas, cuya fórmula propia le imprime un sabor que es apetecido en muchas ciudades de Colombia y el Mundo.

Gracias a esta actividad, La Población de La Paz, un municipio a 10 minutos por tierra desde Valledupar se ha ganado un renombre que ya escala al aspecto cultural que busca ribetes nacionales en aras de que se declare este producto como, Patrimonio Inmaterial y Cultural del Cesar.

Para finiquitar este proyecto ya se hacen los últimos trámites ante  Consejo Departamental de patrimonio del Cesar, con quienes los ponentes tuvieron una reunión ayer  martes 5 de marzo con el fin de hacerle ajustes a la propuesta que, tiene  el apoyo de varios pacíficos (gentilicio de los nacidos en La Paz) raizales que quieren volverse visibles ante el mundo con este reconocimiento.

Dentro de los especialistas que serán fundamentales en el logro de la distinción, está, el Asesor de la Oficina Asesora de Cultura del Departamento, Roberto Ahumada Moreno, quien está al frente de la secretaría técnica del Consejo de patrimonio,  quien convocó  a los 12 consejeros para continuar revisando las sugerencias realizadas al proyecto Cultura Almojabanera y sus manifestaciones como patrimonio material e inmaterial del Cesar.

La reunión se cumplió en la Oficina Asesora de Cultura del Departamento,  ubicada en el segundo piso de la Biblioteca Departamental Rafael Carrillo Lúquez.

PATRIMONIO MUNICIPAL

 

Uno de los pasos primarios que ya se superó, en este trance fue a nivel local cuando la alcaldesa de la localidad Andrea Ovalle, declaró ese alimento como patrimonio cultural del municipio de La Paz mediante acuerdo del Concejo de este municipio, el cual fue sancionado por la mandataria, pero ahora quieren que sea a nivel departamental, para lo cual se hace camino para convertirse en ordenanza, y darle un marco jurídico y programático que proteja la cultura de la  almojábana que se ‘amasa’ aún en ciertos patios en hornos de barro y con leña.

Uno de los soportes para conquistar el propósito, lo basan en la Constitución Política del 91, la que establece que la producción de alimentos gozará de la especial protección del Estado Colombiano y que es una prioridad para el mismo Estado,  el fomento y la salvaguardia de las cocinas tradicionales de Colombia.