Diario del Cesar
Defiende la región

Personería pide mantener la virtualidad en educación por acelerado contagios de COVID-19 

54

POR 

NINOSKA 

REYES URDANETA 

El 1º de febrero está previsto el inicio del año escolar, en el municipio de Valledupar, a través del modelo de alternancia que ha sido aplicado en 15 instituciones educativas de la localidad. Sin embargo, existen muchas divisiones entre varios sectores, que insisten en mantener la virtualidad.

Tal es el caso de la Personería Municipal de Valledupar, en cabeza de Silvio Cuello Chinchilla, quien ha emitido una comunicación a la Secretaría de Educación municipal, solicitando mantener las clases virtuales por considerar que no están dadas las condiciones epidemiológicas para exponer a los niños y adolescentes al Covid-19.

Cuello Chinchilla, manifestó “en estricto cumplimiento de mi deber legal y constitucional como representante de la comunidad, insto al Secretario de Educación a mantener el modelo de clases virtuales, ya que constituye un riesgo de propagación del virus Covid-19 con el modelo de alternancia, siendo menester recordar que las cifras de contagios han ido ascendiendo en el municipio. De igual forma con responsabilidad social, no solo cuidamos a nuestra comunidad estudiantil, sino que también somos responsables de la salud de nuestros adultos mayores y población con morbilidades”.

Por su parte, el concejal de Valledupar, Jorge Pérez, mostró también su preocupación y exhorta a las autoridades no permitir el regreso presencial de los estudiantes en este nuevo año escolar.

Asegura que según lo manifestado por las autoridades de la salud, en la capital del Cesar se aproxima un nuevo pico de la pandemia, por lo que imprescindible preservar la salud y la vida de los estudiantes y docentes.

“La modalidad de la alternancia implicaría un riesgo de contagio para la población estudiantil. Estamos de acuerdo primero que el acceso al sistema de educación se lleve bajo el esquema de la virtualidad, pero la Administración municipal debe garantizar más herramientas de conectividad para la población de estrato bajo”, dijo.

LA ALTERNANCIA 

Iván Bolaños, secretario de Educación Municipal, manifestó por su parte, que el modelo de alternancia es una metodología, en el cual los estudiantes tienen unos mínimos en las instituciones educativas, y unos máximos en su residencia.

Comparando los procedimientos presenciales, van a ser de manera gradual y progresiva. No es un 50 y 50, es dependiendo de la propuesta metodológica y pedagógica que establezca la misma institución educativa, dentro del cual, y de acuerdo a los aforos que se puedan cubrir en base al número de estudiantes, se adelantará de manera progresiva.

Destacó que en medio de las condiciones que se vivieron durante el año escolar pasado, el promedio de rendimiento en las pruebas Icfes, subieron con respecto al año anterior.

Jorge Luis Rivero Larios, presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, dijo que la posición del personero es real y responsable, está en consonancia con lo que Aducesar ha venido planteando.

En estos momentos de un segundo pico de la pandemia,  volver en el modelo de alternancia sería una irresponsabilidad, es exponer a los estudiantes, a los padres de familia y a los docentes, dijo Rivero.

Destacó que Aducesar ha propuesto la realización de un estudio técnico del modelo de alternancia, y que se certifique la disponibilidad de los recursos para garantizar su durabilidad en el tiempo, y así evitar la deserción escolar.

Sin embargo, Rivero aseguró que son los padres de familia los que tendrán la última palabra en este proceso, ya que son los que deciden si envían o no a sus hijos a las instituciones educativas.

Otro de los temas que preocupa, es que los docentes en la actualidad no cuentan con un seguro médico eficiente que garantice la salud y la vida durante el proceso educativo en estas condiciones que se enfrentan a causa del Covid-19.