Diario del Cesar
Defiende la región

El Covid ´mata´ el apetito sexual de los hombres 

37

La disfunción eréctil entre hombres, es la otra grave secuela que puede dejar el coronavirus entre el sexo masculino. Encendidas las alertas. 

No es chanza. Ya hay más de un preocupado. Y es que quienes lo han experimentado encendieron las alarmas. AL hombre que le ha dado coronavirus el pene no le vuelve a funcionar como antes. Así como lo está leyendo. Dicho en términos castizos y sin mayores esfuerzos: se le cae el ´palo´.  Una doctora estadounidense advirtió sobre una de las consecuencias menos conocidas de la COVID-19: la desfunción eréctil, es decir, que ya usted no volverá a ser el fogoso, el ´machoman´, el ´cinco ases´. Nada de eso. Todo quedó atrás por culpa del bicho.

Una de las tantas cosas que se desconocen del coronavirus son las consecuencias que deja en los cuerpos de quienes contrajeron la enfermedad.

Según los testimonios hay varios efectos secundarios para la salud que se extienden a lo largo del tiempo. Desde fallas respiratorias hasta uno de los más alarmantes para los hombres.

La doctora Dena Grayson, especialista en enfermedades infecciosas y colaboradora de medios como The New York Times, explicó que se estima que la COVID-19 pueda afectar la capacidad de un hombre de sostener relaciones sexuales.

 “Existe una preocupación real de que los hombres puedan tener problemas a largo plazo de disfunción eréctil debido a este virus, porque sabemos que causa problemas en la vasculatura”, explicó Grayson a la cadena estadounidense, NBC.

 “Es algo realmente preocupante, no es sólo que este virus pueda matar a una persona, sino que pueda causar complicaciones a largo plazo, de por vida, potencialmente”, agregó.

Aunque la mayoría de las personas parecen reponerse de la enfermedad, Grayson advirtió que esperan ver más “consecuencias negativas a largo plazo tras la infección” a medida que corre el tiempo, incluidas las complicaciones neurológicas y sus derivadas.

Hasta ahora se sabe que el  coronavirus daña los pulmones, el corazón y el cerebro, órganos claves que aumentan el riesgo de problemas de salud a largo plazo. La mayor parte de la gente que tiene la enfermedad del coronavirus se recupera completamente en unas semanas.

La doctora Dena Grayson, experta en enfermedades infecciosas y colaboradora de medios como ‘The New York Times’, dice que ahora se teme que la enfermedad pueda afectar la capacidad de un hombre para mantener con normalidad relaciones sexuales, incluso después de que se haya recuperado.

 “Existe una preocupación real de que los hombres puedan tener problemas a largo plazo de disfunción eréctil debido a este virus, porque sabemos que causa problemas en la vasculatura”, dijo Grayson a NBC.

Aunque la mayoría de las personas parecen recuperarse, la doctora advirtió que esperan ver más “consecuencias negativas a largo plazo tras la infección” a medida que pasa el tiempo, incluidas las complicaciones neurológicas.

El virus puede dañar los pulmones, el corazón y el cerebro, lo que aumenta el riesgo de problemas de salud a largo plazo. La mayor parte de la gente que tiene la enfermedad del coronavirus se recupera completamente en unas semanas. Temas relacionados.

QUÉ ES LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL 

Es un problema masculino común. Sin embargo, una encuesta realizada en Europa reveló que el conocimiento sobre el tema es “alarmantemente” bajo entre hombres y mujeres: más de la mitad no pudieron explicar en forma correcta de qué se trata y uno de cada cuatro nunca había oído hablar de ninguna de las siete alternativas más comunes de tratamiento.

La disfunción eréctil (DE) se define como la incapacidad de lograr o mantener una erección. El sondeo de la Asociación Europea de Urología (EAU, por sus siglas en inglés) evaluó el conocimiento y la experiencia con ese problema entre 3.032 hombres y mujeres de diferentes grupos de edad de entre 20 y 70 años en España, Francia, Alemania y el Reino Unido.

¿PERO SE PUEDEN TENER RELACIONES SEXUALES? 

Frente a las relaciones sexuales, se recuerda que, durante la medida de aislamiento preventivo obligatorio, todas las personas deben quedarse en casa y minimizar el contacto con otros para reducir la propagación del COVID-19.

Aquí se presentan algunas claves sobre la práctica sexual y evitar la propagación de COVID-19.

  • Recuerde que el COVID se transmite por contacto íntimo con otra persona y que la saliva puede transmitirlo. Evite prácticas que conlleven tal riesgo. Tome una decisión que promueva la salud y bienestar, individual y de su pareja. La abstinencia puede ser una alternativa válida mientras perdure la crisis.
  1. Tener relaciones sexuales con personas cercanas a usted. 
  • El autoerotismo es una opción. Existen formas de obtener placer sexual que no implican contacto directo con otras personas. Si utiliza juguetes sexuales asegúrese de lavarlos con agua y jabón.
  • La pareja más segura es la pareja con quien conviva. Tener contacto cercano —incluido el sexo—, con el más reducido número de personas ayuda a prevenir la propagación de COVID-19. Tenga siempre relaciones consensuadas.
  • Debe evitarse el contacto cercano, incluido el sexo, con cualquier persona fuera de su hogar. Si tiene relaciones sexuales con otras personas, reduzca al máximo el número de parejas.
  • Si generalmente conoce a sus parejas sexuales en línea o se gana la vida teniendo relaciones sexuales, considere posponer las citas en persona. Las citas virtuales pueden ser una opción.
  • Ninguna persona puede ser obligada, violentada o coaccionada a tener relaciones sexuales, si se encuentra en esta situación acuda al servicio de urgencias. Si conoce algún caso denuncie a las autoridades.
  1. Tenga cuidado durante las relaciones sexuales. 
  • Besarse puede pasar fácilmente COVID-19. Evite besar a nadie.
  • Los condones y las barreras de plástico pueden reducir el contacto con la saliva o las heces, especialmente durante el sexo oral u anal.
  • Lavarse antes y después de tener relaciones sexuales es más importante que nunca.

Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Lave los juguetes sexuales con agua tibia y jabón.

Desinfecte los teclados y las pantallas táctiles que comparte con otros (para video chat o para cualquier otra cosa).

  1. Omita el sexo si usted o su pareja no se sienten bien. 
  • Si usted o su pareja sospechan tener el COVID-19, evite las relaciones sexuales y especialmente los besos.
  • Si comienza a sentirse mal, puede estar a punto de desarrollar síntomas de COVID-19, que incluyen fiebre, tos, dolor de garganta o dificultad para respirar.
  • Si usted o su pareja tienen la edad (>60 años) una condición médica previa que pudiera provocar manifestaciones más graves del COVID-19, también es posible que deseen omitir el sexo.

Las condiciones médicas incluyen enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, diabetes, cáncer o un sistema inmunitario debilitado [por ejemplo, tener carga viral del VIH no suprimida (<1.000 copias) y un nivel bajo de células CD4]