Diario del Cesar
Defiende la región

Restituyen a fiscales despedidos de caso Odebrecht en el Perú

361

La aguda crisis interna en la fiscalía peruana a raíz del caso Odebrecht tuvo un giro rocambolesco este miércoles con la decisión del cuestionado fiscal general, Pedro Gonzalo Chávarry, de reponer en sus cargos a los dos emblemáticos fiscales que él mismo había despedido 48 horas antes.

Una resolución del Ministerio Público indicó que “deja sin efecto en todos sus extremos” el cese de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez como integrantes del equipo especial del caso Odebrecht, que investiga los presuntos vínculos de corrupción de la constructora brasileña con expresidentes y políticos locales.

El fiscal general justificó su giro “tomando en consideración la trascendencia e importancia de las investigaciones vinculadas con delitos de corrupción de funcionarios y conexos, en los que habría incurrido la empresa Odebrecht”, según la resolución de la fiscalía.

La restitución de los dos fiscales, muy populares entre los peruanos de a pie indignados por la corrupción en la política, se produjo después de que los sustitutos designados por Chávarry declinaran asumir sus cargos en la mañana de este miércoles.

El cese de Vela y Pérez, cuatro horas antes de que terminase 2018, desató una espontánea ola de protestas contra el fiscal general, en las que se exigió la renuncia de Chávarry, entre acusaciones de encubrimiento a dirigentes políticos investigados por el caso Odebrecht.

El rechazo al fiscal general no amaina y este jueves habrá marchas en Lima y otras ciudades reclamando su partida.

La destitución tomó por sorpresa incluso al presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien retornó al país raudo desde Brasilia, donde asistía a la investidura presidencial de Jair Bolsonaro.

Vizcarra, quien está enfrentado al fiscal general por un caso de corrupción judicial que salpicó a Chávarry, presentó un proyecto de ley para que el Congreso declare en emergencia al Ministerio Público por obstruir las investigaciones a los casos de corrupción.

“Qué bien que se rectifique una decisión que ha sido muy cuestionada”, dijo el gobernante cuando se enteró del volteretazo fiscal.

Chávarry recibió críticas porque se estima que el cese de los fiscales Vela y Pérez boicotea un acuerdo judicial de colaboración eficaz (delación premiada) entre la fiscalía brasileña y los fiscales peruanos despedidos para que los ejecutivos de Odebrecht aporten las pruebas documentales de presuntos pagos a políticos locales a cambio de favores.

  LIMA AFP