Diario del Cesar
Defiende la región

Unión, en la ‘mira’ de Acolfutpro 

53

Dos futbolistas del conjunto samario y uno del de Tunja son los afectados por los dirigentes de las instituciones. 

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) se fue con todo contra los directivos del Unión Magdalena y del Boyacá Chicó por impedir que sus jugadores renuncien, por justa causa, e impedirles que se vinculen a otros clubes, argumentando que tienen contratos vigentes. “Como en la época de la esclavitud, los futbolistas no pueden terminar sus vínculos, con razones válidas, porque algunos dueños y dirigentes consideran que siguen siendo de su propiedad y son incluidos en listas negras”, señaló la organización a través de Twitter.

En la publicación, compartió el comunicado del ‘ciclón bananero’ en el que informa que Hernán Luna Gómez y Jermein Peña siguen perteneciendo a la institución y con contrato vigente. En el mismo, menciona que los empresarios son los responsables de que los implicados quieran ponerle fin a su historia con el equipo y buscar nuevos rumbos.

 “Exigimos que el equipo no le corte las alas, fue uno de los más destacados del torneo de ascenso y es pretendido por varios de los clubes de primera división y del exterior. No es justo que no lo dejen progresar”, señaló, en las últimas horas, Amine Maiguel, madre del futbolista.

Acolfutpro también adjuntó el documento del Boyacá Chicó, respecto al caso de Nelino Tapia, quien, según la dirigencia del club ‘ajedrezado’, tiene contrato hasta el 31 de diciembre de 2022 y está registrado debidamente en la Dimayor. El caso ya había sido denunciado por la entidad, el mes pasado, cuando compartieron la irregularidad a través de redes sociales.