Diario del Cesar
Defiende la región

Obras de la mega cárcel se iniciaron sin consulta previa en San Ángel 

25

Por ANDRÉS GARCÍA CASTAÑO 

La construcción del centro de reclusión, que recibirá a hombres y mujeres, costará $186.000 millones, que salieron por completo de recursos de la nación. 

Hace 11 meses las autoridades firmaron el acta de inicio de los proyectos de construcción de la cárcel tipo Erón en el municipio de Sabanas de San Ángel, sin embargo, poco es lo que se sabe de las obras por parte de la Gobernación del Magdalena, sin embargo, las comunidades indígenas, aún exigen que se respete el proceso de consulta previa por parte del Ministerio de Justicia.

Según se ha dicho por parte de las comunidades y sus representantes, en lo que tiene que ver con la consulta previa, el proceso nunca se realizó, y después de firmada el acta de inicio del proyecto en la cárcel Rodrigo de Bastidas en febrero del 2020, la firma encargada de la megaobra, ha adelantado procesos de contratación del personal para levantar el Erón.

La Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios, Uspec, adjudicó este viernes al Consorcio Fundación 2020, mediante audiencia, la licitación pública para el diseño, construcción y equipamento de la cárcel en Sabanas de San Ángel, en el departamento del Magdalena, por $186 mil millones.

LAS COMUNIDADES 

Edilberto Riatiga, representante de Riatiga Consultores, firma que representa a las comunidades, manifestó que antes de comenzar a ejecutarse el proyecto el Estado debe enviar a la zona un equipo técnico de parte de la dirección de Consulta Previa, adscrita al Ministerio del Interior.

Lo anterior con el objetivo que, con las coordenadas presentadas en los estudios realizados por la consultoría se determine la presencia de la comunidad Ette Ennaka Chimila en el territorio.

Dijo que el proceso se debe agotar teniendo en cuenta que está dentro del acuerdo 169 en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y ratificado en el bloque de constitucionalidad definido en la ley 21 de 1991.

“En los predios donde se va a realizar la megacárcel hay tres sitios sagrados, entre ellos dos estructurales que generan una afectación directa a la población Ette Ennaka Chimila en el marco de usos y costumbres definidos en la directiva presencial 10 del 2013”, afirmó Riatiga.

En cuanto al gobierno departamental, el secretario del Interior, José Humberto Torres, manifestó que no han recibido ningún tipo de información de si inició o no el proceso de construcción de la cárcel.

Además, indicó que es importante que se realice la consulta previa con las comunidades indígenas residentes en esa zona del Magdalena.

 “Conocemos que hay una serie de dificultades, hay que recordar que esta cárcel es producto de una edición judicial; el Tribunal Administrativo ordenó la construcción de una cárcel y el cierre de la Rodrigo de Bastidas, la construcción inicialmente se debía hacer en Santa Marta, no entendemos por qué razón se construye en San Ángel. La segunda dificultad que se tiene es que algunas comunidades indígenas que habitan en la zona en particular lo Chimila, planean que no ha habido el proceso de consulta previa para la construcción de la misma y sin la debida consulta previa se avanzó a los diseños y a la adjudicación del contrato”, dijo el Secretario del Interior.

También dijo: “En tercer lugar, hay que decir que el año que terminó el 1 de junio debía colocarse la primera piedra para iniciar la primera etapa que tiene que ver con la creación de 1500 cupos de los más de 3000 que está establecido el proyecto, sin embargo, no tenemos información si el Ministerio de Justicia en particular el Inpec en el componente que corresponde ha avanzado en la constitución del establecimiento. Se nos había informado que el 1 de junio iniciaban, pero no tenemos información si se avanzó en ese proceso, está pendiente el proceso que han reclamado las comunidades indígenas de consulta previa para ver si se logra desarrollar el Erón en San Ángel”.