Diario del Cesar
Defiende la región

Policía pagará recompensa de $80 millones

424

El general Óscar Atehortúa, director de la Policía, dijo que por el rescate de la señora Ana Sofía Vargas se pagarán 80 millones de pesos de recompensa a personas que dieron información que permitió la ubicación de esta mujer de 70 años secuestrada en su finca de una vereda de Chimichagua, en el Cesar y llevada hasta Norte de Santander.

El general Atehortúa indicó que los captores de Vargas exigían por la liberación de la mujer un pago de 10.000 millones de pesos y que detrás del mismo está delincuencia común cuyos integrantes se aliaron disidentes del antiguo frente 33 de las Farc. Las peticiones se hacían mediante mensajes de texto y durante el tiempo del plagio los secuestradores ‘redujeron’ el rescate hasta 800 millones de pesos.

  “La señora Ana Sofía estaba en condiciones precarias y bajo el cuidado de dos mujeres quienes fueron capturadas en el operativo. También fue decomisado un fusil 5.56 y equipos de comunicación”, precisó el oficial.

Otra de las personas detenidas es un sujeto a quien identificaron con el alias de Ernesto, quien era trabajador de la finca de la que fue sacada la mujer. Para las autoridades, este hombre fue uno de los artífices del plagio.

En un operativo simultáneo de esta investigación, se realizaron cuatro integrantes más de esta estructura criminal quienes planearon y ejecutaron el plagio de la mujer, conforme lo señalaron las autoridades.

El rescate se logró a través de un trabajo articulado en coordinación con la Policía Nacional. Fue sometida a un examen médico y se le encontró bien de salud, lúcida, consciente y en condiciones generalmente buenas. Es una mujer de mucha fe, ya se reunió con su familia y en el sitio se logró la captura de dos personas que portaban un fusil. Aquí se habla de un grupo de delincuencia organizada, más o menos relacionada con un grado residual del frente 133 de las Farc, pero realmente es delincuencia organizada”, explicó el comandante de la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, general Miguel Eduardo David Bastidas.

EL HECHO

La madrugada del pasado 10 de enero, la mujer de 70 años fue sacada a la fuerza de la finca Oro Mina de propiedad de su familia, ubicada en el corregimiento Las Vegas en Chimichagua, por dos sujetos encapuchados que según el relato del esposo de la mujer, se aprovecharon de su situación de invalidez para someterlo a él y a sus trabajadores, mientras esperaban la llegada de la mujer que horas antes estuvo en Pailitas, y se la llevaron tal como ocurrió hace unos 7 u 8 años, cuando también fue secuestrada.

Dijo también su conyugue que los verdugos eran tres sujetos que estaban vestidos de civil, dotados de armas de corto alcance y andaban en motos.

“Gracias a Dios mi mamá ha estado muy bien, la hemos llevado a realizarse unos exámenes y no le hemos encontrado ninguna complicación de salud. Si está un poquito nerviosa y alterada por la falta del sueño y el cansancio, pero en medio de todos estamos agradecidos porque ya la tenemos con nosotros. No sabemos aún que organización la tenía porque no hemos podido hablar de eso con ella”, manifestó su hija Diana Villegas.

Cabe anotar que por el hecho, la Policía Nacional y la administración municipal de Chimichagua ofreció una recompensa hasta de 80 millones de pesos a quien diera información sobre el paradero de la mujer de la tercera edad y la identidad de sus captores, quienes se mantuvieron en silencio y no entablaron comunicación con sus familiares para solicitar remuneración a cambio de su liberación.