Diario del Cesar
Defiende la región

Vándalos están destruyendo las obras de la avenida

354

Este es el panorama de las jardineras ubicadas en la calle 44 de Valledupar.  Los vándalos, sustraen el aluminios de estas obras y los comercializan ilegalmente en la ciudad.

Por:
EDUARDO
MOSCOTE SIERRA

En la calle 44, hacía el sur de Valledupar, cerca de los puntos en los que funcionan los moteles de la ciudad; residentes y transeúntes del sector, se encuentran desesperados por el constante deterioro que reciben las jardineras, bancas y demás infraestructuras que se encuentran en el separador de esta avenida.

Algunos vecinos, han tratado de frenar lo que consideran son “actos vandálicos” por parte de personas inescrupulosas, pero los infractores terminan muchas veces por amenazarlos.

La propósito principal de dañar estas obras, comenta un ciudadano del sector, es sustraer los aluminios que se encuentran instalados, y posteriormente comercializarlos en la ciudad, aseguró el vallenato Amilcar Sánchez.

Por eso, como vocero de esta comunidad aledaña al punto del problema, le exige a la administración municipal y a las autoridades policiales, aumentar el pie de fuerza en esta zona, una estrategia que cree, puede disminuir estas irregularidades.

“En diferentes ocasiones les he manifestado que dejen de picar las jardineras y bancas pero terminan discutiendo conmigo. Personalmente puedo identificar a tres jóvenes que se dedican a estos actos vandálicos”. Dijo Sánchez.

 Del mismo modo, puntualizó que su miedo nace al momento en el que trata de frenar estas situaciones, hecho que le ha permitido recibir diversas amenazas; lo que considera, es un verdadero “peligro para nosotros los moradores del sector”, acotó.

Secretaría de Gobierno Municipal

DIARIO DEL CESAR se comunicó con el secretario de Gobierno municipal, Gonzalo Arzuza, para conocer cómo actuará el área frente a estos actos que atentan con los bienes del municipio.

El funcionario, al ser abordado por el medio, manifestó que no tenía conocimiento de la situación, y agregó que “el único problema que teníamos identificado era el asentamiento de ciudadanos venezolanos” con quienes se aplicará un Plan de Salida, acotó Arzuza.

No obstante, se comprometió con el periódico a asistir con ayuda de la Policía Nacional, a identificar estos actos vandálicos que afectan a la capital cesarense.

Daño en bien ajeno: hasta 90 meses de prisión

Según indica el artículo 265 del Código Penal, en el que se estipulan las sanciones al “daño en bien ajeno”, manifiesta que quien destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe bien ajeno, mueble o inmueble  “incurrirá en prisión de 16 a 90 meses y multas de seis punto sesenta y seis (6.66) a treinta y siete punto cinco (37.5) salarios mínimos legales mensuales vigentes”, dice el Código Penal de Colombia.

No obstante, estas sanciones pueden aumentar de acuerdo a la conducta del delito, y serán dirigidas sanciones mayores.

Por otra lado, si los daños no asciendes a los diez salarios mínimos, el infractor será castigado con prisión desde 16 a 36 meses de prisión y deberán cancelar hasta 15 salarios mínimos legales.   El Código Penal también acota textualmente que: “si se resarciere el daño ocasionado al ofendido o perjudicado antes de proferirse sentencia de primera o única instancia, habrá lugar a proferir resolución inhibitoria, preclusión de la investigación o cesación de procedimiento”.