Diario del Cesar
Defiende la región

Investigadores buscan pruebas contra marido de joven asesinada a puñal

345

En recolección de elementos probatorios se encuentran las autoridades que investigan el asesinato de una menor de 17 años oriunda de Santa Marta, que fue encontrada sin vida el pasado viernes en un sector vulnerable del sur de Valledupar, con varias heridas de con arma blanca en el cuello y abdomen que aparentemente le fueron asestadas horas antes a su hallazgo.

La víctima respondía al nombre de Amadis Esther Bedoya Herrera, quien al parecer, fue asesinada por su compañero sentimental al interior de la humilde vivienda en la que residían en la invasión Tierra Prometida.

De acuerdo a lo expresado por familiares de la occisa, se presume que fue su marido quien puso fin a su vida dado que él mismo les llamó por teléfono diciéndoles que la había matado y al no lograr comunicarse con ella, llegaron a buscarla a su casa, localizada en la manzana 11 casa 28 del sector en mención.

Al llegar allí, encontraron el inmueble cerrado con un candado y lograron ingresar cuando arribó la Policía. Posteriormente y tras una intensa búsqueda en el lugar, el olor fétido que emanaba bajo la cama les hizo descubrir que ahí yacía su cuerpo inerte.

“El grupo de Policía Judicial está haciendo la verificación y la trazabilidad del número de donde la persona llamó. Se están utilizando elementos técnicos para tratar de ubicarlo, pues él mismo llamó a su familia para informar de la muerte. Con base en eso, se está buscando en varios sitios de la región el paradero de esta persona; aún no se cuenta con una orden de captura pero se está en proceso de recopilar testimonios y declaraciones del hecho. Por ahora solo tenemos a su compañero sentimental como indiciado del crimen”, explicó el comandante operativo de la Policía del Cesar, coronel Freddy Delgado Cáceres.

 

Las causas

Dani Herrera, madre de la occisa, aseveró que al parecer hubo una pelea entre la pareja porque ella no quería vivir más con su conyugue, cansada de las supuestas agresiones a las que él la sometía.

“Ellos llevaban dos años de estar viviendo y a la vez discutiendo; él la maltrataba y nosotros nos teníamos que meter a cada rato, la encontrábamos moreteada. Muchas veces le dijimos que se separara. Dicen los vecinos que vieron al sujeto salir a las 3 p.m. del pasado jueves. Yo la llamé anteriormente y ella me dijo que al día siguiente iba a trabajar, que le mandara almuerzo, pero eso nunca pasó”, afirmó.

Investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía arribaron al lugar del hecho para realizar la inspección técnica al cadáver, y también adelantan las pesquisas de rigor para aclarar lo sucedido.

El reporte de la Policía indica que una allegada de la víctima aseguró haber sido contactada por familiares del presunto homicida informando que él había llegado a la clínica Mi Red EPS de Barranquilla, donde permanece recluido, manifestando que asesinó a su compañera sentimental y la dejó bajo la cama.