Diario del Cesar
Defiende la región

Gobierno lanza ´Semillero de propietarios´

603

El programa iniciará con 40.000 subsidios. Aquí le explicamos en qué consiste.

Con recursos asegurados por $452.000 millones, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, en cabeza del cesarense Jonathan Malagón, informó cuáles serán las condiciones para aplicar al programa Semillero de Propietarios. Se trata de una iniciativa de arriendo social que tiene como objetivo ayudar a quienes ganen menos de dos salarios mínimos legales vigentes ($1,65 millones) a tener vivienda propia.

Es por eso que la cartera entregará 200.000 subsidios en cuatro años (40.000 en 2019, 40.000 en 2020, 60.000 en 2021 y 60.000 en 2022).

El ministro Jonathan Malagón explicó para los lectores de DIARIO DEL CESAR que “Mi casa ya es uno de los programas más exitosos en vivienda, que continúa y que seguimos evolucionando. Pero, queremos prestar atención a una realidad que nos preocupa y es que solo 20% de los beneficiarios del programa ganan menos de dos salarios mínimos y que 44% de los colombianos vive en arriendo. Semilleros de propietarios es, entonces, un disparador de Mi casa ya”, dijo Malagón.

De otro lado el ministro agregó que el programa aplicará en la fase de arriendo para vivienda nueva o usada, mientras que para la compra solo habrá inmuebles nuevos. El Estado asumirá una parte del valor del arriendo, las familias otra y el objetivo es que los hogares se conviertan en propietarios. Ese proceso se dará, una vez completen un historial bancario por 24 meses con el programa. Los recursos, al final, servirán como comprobante para aplicar a Mi casa ya.

De igual manera el ministro cesarense Jonathan Malagón dijo que para acceder a Semillero de Propietarios, además de devengar menos de dos salarios mínimos, los colombianos tendrán que cumplir otros requisitos como no ser propietarios de vivienda, no haber sido beneficiados con ningún subsidio familiar de vivienda y que, una vez se hayan inscrito al programa, cuenten con el concepto favorable para suscribir el contrato de arrendamiento o arrendamiento con opción de compra.

El Ministerio de Vivienda explicó también que los interesados se deben registrar como hogares en búsqueda de una vivienda. Quienes apliquen deben tener en cuenta, antes de diligenciar el formulario, que solo se aceptará un único registro por hogar, lo que quiere decir que solo puede ser enviado una vez. Para completarlo, hará falta tener a mano un certificado laboral no mayor a 30 días (con la remuneración salarial), el formato de declaración de ingresos juramentada y el certificado médico en caso de que alguno de los miembros del hogar tenga alguna condición de discapacidad.

 

LEY DE AMPARO

La protección de la vivienda nueva en caso de colapso o amenaza de ruina por 10 años, será una realidad para los colombianos gracias al Decreto de Amparos de la Ley de Vivienda Segura, expedido por el Ministerio de Vivienda.

El Decreto 282 de 2019 protegerá el patrimonio de los colombianos a través de tres mecanismos de resarcimiento: fiducia en garantía, garantía bancaria o una póliza de seguro.

De esta manera, los propietarios que reporten fallas en las viviendas serán indemnizados (en dinero), con la reconstrucción de la vivienda, o intervención para garantizar la estabilidad y seguridad de la construcción. En caso de que las familias requieran arrendamiento, el Gobierno Nacional otorgará un subsidio por un valor mensual de hasta 1,5 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

 

ACTIVACIÓN INMEDIATA

El Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, sostuvo que con esta normatividad las aseguradoras o financieras deberán activar el mecanismo de amparo, una vez los propietarios reporten irregularidades estructurales en sus predios, defectos en los materiales, no aplicación de los estudios de suelo, incumplimiento de las normas de sismo resistencia y defectos en el proceso constructivo.

 “Con este decreto se completa el paquete de medidas dispuestas en la Ley de Vivienda Segura o Ley Anti-Space, que están vigentes y que garantizan mayor control de las licencias urbanísticas, mejores materiales de construcción y mayor control en el momento de iniciar un proyecto”, indicó Malagón.

El Ministerio informó que la aplicación del decreto no impactará significativamente el precio de la vivienda, ni el bolsillo de los compradores de vivienda.

La normativa establece que el valor de la cobertura del mecanismo de amparo será igual al valor de reconstrucción o reemplazo de la vivienda, según el Índice de Precios del Consumidor (IPC).

Así mismo, las tarifas definidas por las entidades financieras o aseguradoras para la constitución de los mecanismos de amparo sobre las Viviendas de Interés Social y Prioritario tendrán en cuenta el valor tope de las mismas, definido en el Plan Nacional de Desarrollo vigente.

 

TIEMPO DE IMPLEMENTACIÓN

El presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), Jorge Humberto Botero, afirmó que se contará con dos años para la implementación de la medida.

“Viene un periodo de ajuste, son los dos próximos años. En este periodo de ajuste la industria de la construcción y la industria de seguros tienen que desarrollar interlocuciones muy eficientes, para que, en efecto, si los constructores adoptan este mecanismo, lo hagan en bien suyo, en bien de sus proyectos y en bien fundamentalmente de quienes van a adquirir esas viviendas”, precisó Botero.

La Presidenta de Camacol, Sandra Forero, destacó, por su parte, el papel de la Superintendencia Financiera para la reglamentación del Decreto.

 “Nosotros vemos con muy buenos ojos que sea la Superintendencia Financiera, en sus competencias, quien va a reglamentar estos mecanismos de resarcimiento, específicamente sobre la póliza; me refiero a que la Superintendencia, al ser ellos los que van a reglamentar, es importante tener en cuenta que va a generar un nuevo ramo para esta póliza”, precisó Forero.

Una vez otorgado el mecanismo de amparo, la entidad no podrá eximirse del pago de la indemnización a que haya lugar al comprador de la vivienda, aduciendo malas prácticas de los profesionales que participaron en la construcción de la edificación.

 

BUEN MOMENTO PARA COMPRAR

Las tasas de interés para comprar vivienda en 2019 son las más bajas que se han registrado en los últimos 12 años en el país. Entre 2017 y 2019, la tasa para un crédito hipotecario de Vivienda de Interés Social (VIS) bajó de 12,8% a 11,7%, mientras que la tasa para vivienda No VIS, de más de $112 millones, pasó de 12,2% a 10,3% respectivamente.

Esta es la mejor oportunidad para que las familias le apuesten a tener su casa propia. El Ministerio de Vivienda otorgará 255 mil subsidios a la tasa de interés y para financiar la cuota inicial de la vivienda de los colombianos durante el cuatrienio.

“La tasa actual para compra de vivienda de interés social VIS, es de 11,7% y, adicionalmente, el Gobierno nacional subsidia entre 4 y 5 puntos porcentuales, mientras que la tasa para vivienda No VIS, de más de $112 millones, está en 10,3%”, afirmó el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón.

Además, los interesados en comprar vivienda podrán acceder a los subsidios y programas del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio como el de Mi Casa Ya, que tan solo en este año entregará 62 mil subsidios al que pueden aplicar hogares con ingresos totales de hasta $6 millones 624 mil pesos.

“Según el rango de ingresos, las familias reciben hasta $24 millones 834 mil pesos para la cuota inicial y, dependiendo si la vivienda es de interés prioritario VIP o social VIS, tienen derecho, además, a un subsidio a la tasa de interés durante 7 años entre $8,2 y $15 millones de pesos”, puntualizó el viceministro de Vivienda, Víctor Saavedra.

Según cifras del Banco de la República y la Superintendencia Financiera, en 2009 la tasa de interés para un crédito hipotecario para compra de Vivienda de Interés Social (VIS) era de 17 % y en 2017 se ubicaba en 12,8%. Mientras que para un crédito hipotecario para comprar una vivienda No VIS en 2009 la tasa se ubicaba en 17,2% y para 2017 era de 12,2%.

De otra parte, para la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) este año se prevé bajo un entorno de recuperación gradual y con expectativas positivas sobre la economía. Bajo este escenario, el Gremio considera que el crecimiento del sector edificador en 2019 estará entre 3,1% y 4,1%. En materia de vivienda, se estima un crecimiento de 3,7% en el número de unidades de vivienda vendidas durante el año, llegando a 175.600 unidades con $35.2 billones en inversión. 102.200 unidades serán del segmento VIS, 50.300 en el segmento medio y 23.100 en el segmento alto. De acuerdo con la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “la reducción de las tasas de interés, la recuperación gradual en la intención de la compra de vivienda, y los resultados favorables en la generación de empleo, son algunas de las condiciones necesarias que alimentan una mejor perspectiva para el próximo año”.

 “El gran jugador del mercado seguirá siendo la vivienda social, y para para eso se requiere asegurar la continuidad de los programas de Mi Casa Ya y Frech VIS, con al menos 65.000 cupos para 2019, así como trabajar en la planeación de los subsidios que se demandarán en los próximos años” agregó la dirigente gremial.

Destacó que “la meta de construir 520.000 viviendas sociales en el próximo cuatrienio es un reto para el sector, y lograrlo implica la generación de un contexto coherente desde el mercado, desde lo fiscal y desde la inversión pública en los programas, en la gestión de 4.000 hectáreas de suelo urbanizable que se demandan para construirlas, y en la seguridad jurídica y la eficiencia regulatoria que incentive el lanzamiento, comercialización y construcción de los proyectos”.