Diario del Cesar
Defiende la región

Carlos Vives y Álvaro López juntos en nuevo proyecto musical 

210

Carlos Vives, no solo es conocido como uno de los artistas más relevantes de la música latinoamericana, como una gran estrella del folclore vallenato y como ganador de varios Grammy Latino, sino que el samario se ha caracterizado por su sencillez y su grandeza como ser humano.

Es por eso, que ha invitado al rey vallenato Alvarito López, para grabar en una nueva producción que adelanta con la participación de varios artistas de diferentes géneros musicales.

El trabajo discográfico se adelanta en Miami y Bogotá; y Álvaro López grabó en Valledupar, las canciones: ‘Currambera’, ‘Rico Pobre’, ‘19 Días 500 Noches’ (Homenaje a Sabina), y ‘El niño en el camellón’.

Ante esta invitación de lujo que le hizo Vives al dos veces rey vallenato, Álvaro López aseguró que se encuentra emocionado por compartir con un artista como Carlos y que sobre todo se siente lleno de sentimientos por grabar canciones con un toque vallenato especial como solo el samario puede hacerlo.

“Es un orgullo para mí esta invitación de Carlos Vives, un gran exponente de nuestro folclor, que con su música sigue traspasando fronteras”, dijo Álvaro López, quien fue Rey Vallenato en 1992 y luego Rey de Reyes del Festival Vallenato.

Álvaro es hijo de Miguel, el primero de los López en ganarse una corona. Fue el rey en 1972, el primero que llevó cantante aparte a la competencia (Jorge Oñate) y el que estrenó los solos de la puya. Elberto ‘El Debe’ López fue el siguiente rey vallenato de la familia, en 1980. Luego siguieron Álvaro (1992) y Navín (2002).

Entre tanto Vives se ha caracterizado en los últimos tiempos por rescatar las raíces del vallenato tradicional incluyendo en sus producciones musicales a diversos representantes del género, tanto acordeoneros como compositores vallenatos.

Y aunque hace 25 años Carlos Vives venía de las emociones encontradas con todo lo que había sucedido con ‘Clásicos de la Provincia’, un suceso musical que no dejó de ser fuertemente criticado por los puristas de los ritmos tradicionales, el artista insiste que él no hace folclor, simplemente música.

Entre tanto, más allá de aquellas voces que lo acusaban de estar ‘tergiversando’ el vallenato, el éxito del álbum fue único, en ventas y en la radio, junto a la internacionalización como nunca antes lo había logrado un artista colombiano.

El reto mayor vendría después. Lo fácil hubiera sido hacer un segundo volumen de ‘Clásicos de la Provincia’, pero Carlos no quería eso, se atrevió a más, con un disco que no sería la repetición del sonido del álbum anterior, que continuaría con su búsqueda propia, contando con clásicos de Leandro Díaz y Alejo Duran, junto a canciones propias como ‘La tierra del olvido’.

El cantante samario exaltó la música vallenata, a la que consideró como un ícono colombiano. “Lo puedo vivir como artista, que viajamos y sentimos”, habla de los viejos juglares que engrandecieron el folclor y de los que todavía las nuevas generaciones les rinden homenaje.

Por eso tiene muchas expectativas con esta nueva producción musical, al tener en nómina a Álvaro López que viene de una dinastía del vallenato puro y que endulza y pone ritmo a las melodías con el acordeón.