Diario del Cesar
Defiende la región

Despidieron a camilleros y enfermeras del Hospital

360

Luego que trabajadores del hospital Rosario Pumarejo de López, HRPL, cesaran actividades como protesta al no pago de salarios, algunas enfermeras denuncian que las directivas del centro hospitalario despidieron a varios de ellos en represalia por las manifestaciones.

Según lo trascendido, el despido se llevó a cabo de manera verbal a 10 empleados del HRPL, que en pasados días, alzaron sus voces de protesta contra la gerencia de la entidad.

“Fue verbal porque ya no aparecimos en el horario, y ni siquiera la cooperativa nos notificó. Desde allí, lo único que nos dijo una trabajadora fue que nos dirigiéramos a la directiva de la cooperativa, y,allá delante de mis compañeras nos dijeron que por orden de gerencia había recorte de personal”, dijo una de las afectadas, que solicitó reservar su nombre.

De acuerdo con la denuncia, el despido se extendió a cinco camilleros y otros cinco auxiliares de enfermería. “Lo más probable es que nos hayan finalizado el contrato porque velamos por nuestros derechos. Hace un año también sacaron a varias compañeras por el mismo motivo. En mi caso personal me deben seis meses de salario y conciliación”, agregó.

Por su parte, la cooperativa Asenad, que tiene cerca de 286 empleados vinculados al hospital, negó que el despido tenga relación con la protesta. “Es un contrato que estaba hasta el 31 de diciembre, y nosotros estamos en la libertad de tomar la decisión de darle oportunidad laboral a otras personas”, aseveró.

LA PROTESTA

En total 35 empleados del HRPL, entre enfermeras, camilleros y personal de servicios generales, se quejaron por la demora en el pago de las mesadas de junio, julio, agosto septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

“Protestamos para llamar la atención porque necesitamos nuestros dinero. La Navidad la pasamos sin sueldo, y no tuvimos para los aguinaldos de los niños”, expresó una de las enfermeras.

En que en el marco de la manifestación, los empleados advirtieron que desde la gerencia del hospital Rosario Pumarejo de López, se había amenazado con desvincular de la entidad a las personas que participaran de la huelga.

DESPIDOS SIN JUSTA CAUSA

Otro caso similar, se produjo en la Clínica Médicos de Alta Complejidad, cuando una enfermera fue despedida por denunciar los abusos e incumplimientos de pago por parte de los hermanos Carlos y Jaime Arce, más conocidos como los ‘zares’ de la salud en Cesar.

En su momento, la exempleada expuso que la única razón por la que pudieron finalizarle el contrato como enfermera fue el hecho de dar a conocer las injusticias sufrida como empleada.