Diario del Cesar
Defiende la región

Rovira, un ´oasis´ para Nacional

389

Después del cúmulo de reacciones que se suscitaron tras unas declaraciones suyas, todavía con la camiseta de Atlético Bucaramanga puesta, donde fue malinterpretado y hasta se puso en duda su llegada a Atlético Nacional, finalmente Bryan Rovira fue confirmado el mes pasado como nuevo jugador del club verdolaga para la Liga Águila I-2019.

Nacional, que atraviesa una especie de crisis por la imposibilidad de inscribir jugadores para este año, donde afrontará Liga y Copa Libertadores, ve la llegada del joven futbolista del Cesar como un oasis en medio del desierto con el cual puede  solventar medianamente su problemática.

El club antioqueño apela a poder inscribir jugadores que pertenecen a la institución, pero que se encontraban a préstamo en otros equipos, puesto que, no podrá contratar jugadores de otros clubes ante la respuesta negativa recibida por parte de la Dimayor ante el fallo del Tribunal del Estatuto del Jugador de la Federación Colombiana de Fútbol, por la demanda que presentó Cortuluá que reclama una indemnización de 5 millones de dólares por el atacante Fernando Uribe.

Sin embargo, Rovira sí podrá jugar con Atlético Nacional luego de algunas gestiones ya que habría sido inscrito antes de la resolución de Dimayor.

El regreso de Rovira al equipo antioqueño se da tras su exitoso paso por los clubes Envigado (2016-2017) y Bucaramanga (2017-2018) donde dejó huellas y se ganó el cariño de ambas aficiones, gracias a su aporte a las buenas campañas en el lapso que vistió sendas camisetas.

En el cuadro verde jugó entre 2014 y 2016, pero cuando apenas era jugador de las divisiones menores y tenía una que otra ‘palomita’ en el equipo profesional.   Ahora es diferente. Bryan llega casi como el aliciente en medio de la tormenta.

“La idea es llegar y pertenecer a esta gran institución, regresar a casa que fue lo soñado, faltan por definir algunas cosas, pero ojalá se dé lo mejor.  Yo me fui con la idea de volver, de crecer, de madurar, se hicieron las cosas bien, Nacional mostró el interés y ahora hay que aprovechar la oportunidad, consolidarse en ese equipo tan grande”, dijo Rovira quien por estas fechas visita a su familia, en su Bosconia natal, y también a Valledupar, donde creció futbolísticamente.  “Este tiempo sirve para llenarse de ese amor familiar, de amigos, con mucha fuerza y energía para arrancar este 2019”, apunta.

Rovira llega al Nacional tras un año espectacular con el Bucaramanga en 2018 en el cual fue pieza fundamental del equipo de Flavio Torres que quedó eliminado en cuartos de final por Medellín pero cumplió un buen torneo.  Además, a su buena labor en marca y transporte del balón, aportó 5 goles (uno en la serie ante DIM) a la campaña.

“Bucaramanga me dio la oportunidad de mostrarme y crecer, se deja una huellita porque se hizo un gran trabajo y todo eso sirve, agradecido totalmente con la gente de Bucaramanga, ahora la cabeza está en Nacional y mis deseos e intenciones están en llegar y comenzar a trabajar con ellos”, explicó el futbolista de 22 años quien jugó los dos Partidos de las Estrellas tradicionales de fin de año en esta capital.

QUIERE VOLVER A VESTIRSE DE ‘TRICOLOR’

En 2019, año de Copa América, Rovira mismo se mete presión y confía en buscar la oportunidad de vestir nuevamente la camiseta de la selección Colombia.  De hecho no le es ajena, por cuanto se la puso en 2013, con la sub-17, en el Sudamericano de Argentina y en 2015, con la sub-20, también en el certamen continental en Uruguay.

“Nosotros los futbolistas siempre deseamos vestir esa camiseta tan hermosa de nuestro país, qué bonito sería seguir ese proceso porque, como bien sabes, yo hice un proceso en divisiones menores y qué lindo terminar consolidándose en la selección”, dijo Rovira.

En el verde de Antioquia, el volante compartirá no solo equipo, sino posición, con un coterráneo que se robó todos los focos el año anterior: Jorman Campuzano.

“Me recibió de la mejor manera (Campuzano), por ahí entablamos una gran conexión, ahora a seguirle los pasos porque ha dejado una huella muy importante en 2018 en Nacional”, concluyó el jugador cesarense que deberá presentarse mañana al primer día de pretemporada.

LA CARRERA DE ROVIRA

Bryan Rovira debutó el 21 de noviembre de 2015 en el fútbol profesional colombiano con la camiseta de Atlético Nacional en el partido frente a Cúcuta Deportivo por la jornada 20 de la Liga. Ese día jugó solo 14 minutos e ingresó en reemplazo de Alejandro Bernal en la victoria 2-1 del cuadro verdolaga ante los cucuteños.

En el primer semestre de 2016, tuvo más minutos, pero solo jugó 4 partidos con la camisa verde.

En el segundo semestre de ese mismo año, es cedido a Envigado donde sí tuvo regularidad y actuó en 18 partidos.  Además, tuvo su ‘bautizo’ de gol al marcar un golazo en la derrota ante Millonarios.

Con el cuadro naranja, jugó también la primera parte del 2017, Siendo titular en los 19 partidos de la temporada y marcando el segundo gol de su carrera deportiva.

A finales de ese año, pasa también cedido por Atlético Nacional a Bucaramanga y jugó 14 encuentros.

Pero su consolidación se dio el año anterior con el conjunto ‘leopardo’, con el cual jugó 39 partidos y marcó 5 tantos siendo ficha clave, primero del técnico argentino Diego Cagna y, después, de la gran campaña del DT Flavio Torres.

Antes de su debut profesional, había vestido la camiseta de la selección Colombia en 2013 en el Sudamericano de Argentina y en 2015, con la sub-20, en el Sudamericano de Uruguay.

Por: JOSÉ ALEJANDRO MARTÍNEZ VEGA