Diario del Cesar
Defiende la región

Murió luego de ser herido a puñalada

342

En la clínica Alta Complejidad del Caribe murió el pasado primero de enero, un joven venezolano a consecuencia de una herida con arma blanca  que recibió en medio de una riña que se produjo el último día del año anterior en el barrio El Carmen de Valledupar.

Se trata de Brian  Daniel Patiño Rodríguez, de 20 años, quien de acuerdo al reporte emitido por la oficina de Comunicaciones Estratégica de la Policía del Cesar, en el momento del ataque, se encontraba ubicado en la carrera 6 con calle 18b del mencionado sector, donde fue agredido por un sujeto con el que sostuvo una fuerte discusión y en el alegato, le produjo la contusión que lo dejó en delicado estado de salud.

En el dictamen de los galenos de turno que lo atendieron, explica que la puñalada la recibió en el abdomen y su condición física empeoró con el transcurrir de las horas, debido a que la lesión le perforó un órgano vital, hasta que se produjo su deceso el martes anterior a las 6:44 de la mañana.

La madre de la víctima, quien prefirió omitir su identidad a este medio de comunicación informó que su hijo quedó inconsciente y tendido en el asfalto;  transcurrieron varios minutos para que fuera socorrido y llevado hasta un  centro asistencial donde pereció al día siguiente. “Exijo justicia, que esto no quede en la impunidad; él estaba viviendo acá hace año y tres meses, me avisaron ayer (martes) y viajé para encargarme del traslado del cuerpo” concluyó.

El cadáver fue inspeccionado por funcionarios de la Sijín de la Policía Nacional, quienes realizaron  las indagaciones pertinentes alrededor del hecho violento. El cuerpo fue llevado hasta la morgue de esta capital.

Las autoridades indicaron que por este crimen, aún no hay personas capturadas. Los peritos judiciales a cargo de las pesquisas, recopilan las evidencias suficientes para identificar al homicida y luego realizar su detención.

Los restos mortales serán repatriados al estado de Zulia- Venezuela, una vez el cuerpo esté plenamente identificado, debido a que ingresó como N.N. a la instalación de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar.