Diario del Cesar
Defiende la región

Ladrones robaron los computadores del colegio CASD 

49

Cerca de 3.000 estudiantes de la institución educativa CASD de Valledupar resultarán afectados por cuenta de los delincuentes que, la noche del miércoles, hurtaron un número indeterminado de computadores y aparatos electrónicos de la sede ubicada en la carrera 19 con calle 13 C, sobre la avenida Simón Bolívar.

Así lo confirmó el rector del colegio, Hebert Ruíz Caamaño, quien en diálogo con este medio narró que los hechos se presentaron minutos después de que él abandonara el centro educativo, alrededor de las ocho de la noche.

 “Estuve trabajando hasta las 7:30 p. m., salí a las 8 p. m., dejé al celador en la puerta.  Me cuenta que a los pocos minutos de yo salir, se le presentaron dos muchachos encapuchados con armas en mano y lo redujeron”, dijo Ruiz Caamaño.

Agregó que: “Lo amordazaron, le pusieron (al vigilante) en la cara una chaqueta que ellos usan para protegerse del frío”.

Los delincuentes ingresaron a diferentes a diferentes dependencias violentando las cerraduras de puertas, escritorios y archivadores.

 “Todo está totalmente violentado; lo que no tenemos claridad es qué hurtaron.  Sacaron cajas, elementos de tecnología”, indicó.

El rector señaló que el día de ayer junto a investigadores de Policía Judicial, inició el proceso de inventario para tasar a cuánto asciende el hurto.

 “Lo que me han enseñado es que al mal tiempo buena cara, haremos inventario, pero las actividades no se pueden frenar, porque estamos próximos de hacer las matrículas de estudiantes antiguos y, además, estamos recibiendo inscripciones de estudiantes nuevos y no podemos paralizar la administración; desde luego que haremos desde la rectoría la respectiva revisión de inventario y las actividades siguen”, resaltó.

DEBEN PERMITIR  ARMAS A CELADORES

Finalmente, el director de la institución educativa llamó la atención de las autoridades gubernamentales para que permitan una dotación adecuada a los miembros de la vigilancia en los colegios.

Indicó que, si bien existe una normativa que impide usar armas de fuego dentro de las instituciones educativas, debería existir una excepción, por lo menos en horas de la noche.

“En ninguna institución educativa se permite el uso de armas, acá no tenemos alarmas. Creo que tenemos que replantear, yo estoy seguro el alcalde va a escuchar a los rectores, tiene que haber por lo menos en horas de la noche uso de armas en las instituciones educativas, porque estos bandidos no le temen ni a la policía”, puntualizó.

En los últimos meses los delincuentes han cometido hurtos a diferentes centros educativos del Cesar, siendo los corregimientos los mayores afectados.