Diario del Cesar
Defiende la región

Protesta de docentes por los deficientes servicios médicos

448

Nuevamente los trabajadores de la educación en el Cesar reclamaron por los malos servicios médicos ofrecidos por la Fundación Médico Preventiva, entidad encargada de otorgar este beneficio al magisterio del departamento. 

Esta es la segunda vez en el presente año (2019) que los educadores, hacen presencia en las instalaciones de la entidad, reclamando  por retrasos en citas médicas generales y especializadas; inasistencias en la entrega de medicamentos y la no autorización de cirugías.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, en el Cesar, Jhonny González Polanco, explicó que la manifestación se originó “a raíz de los malos servicios de salud prestados a los docentes.  Esto es como un paseo de la muerte para los compañeros que tienen enfermedades terminales”, aseguró.

Dijo que son los docentes, las personas que aportan más que cualquier otro empleado en materia de servicios de salud, sin embargo, “muchos no reciben medicamentos, ni autorizaciones para procedimientos de control y por eso corremos peligro”, agregó González Polanco.

El presidente de la CUT en el Cesar, también afirmó que una respuesta rápida que debería brindar la Fundación Médico Preventiva de acuerdo al número de quejas recibidas, es “renunciar” a los convenios existentes con las autoridades en salud quienes, según comenta González, no envían los recursos estipulados en el contrato.

De esa manera, “nosotros como maestros, podemos pelear con la supervisora encargada de asignar los servicios de salud al magisterio, el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio, Fiduprevisora”.

Además, agregó que el centro asistencial se comprometió a mejorar la atención hacía los docentes, pero hasta el momento, asegura Jhonny González, se han “profundizados los problemas”.

MÁS DE 9000 DOCENTES

Según comenta Manuel Villalba Mozo, presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, Aducesar; actualmente, más de nueve mil maestros reciben servicios de salud en la Fundación Médico Preventiva.  Teniendo en cuenta el número de usuarios, “hemos venido denunciando la falta de responsabilidad y eficacia en la prestación del servicio médico, el cual no ha mejorado”, aseguró el docente.

También, recordó que a través del paro nacional convocado por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación el pasado 14 de febrero, se ha dejado entrever la situación que afecta al magisterio del Cesar en esta materia.

Dice además, que es preocupante que, aunque existen motivos legales como la ley 1751 del 2015 del Ministerio de Salud por medio de la cual se regula el derecho fundamental a la salud; y que en su artículo primero se establece “la presente ley tiene por objeto garantizar el derecho fundamental a la salud, regularlo y establecer sus mecanismos de protección”; la salud de los docentes cesarenses se ve vulnerada frecuentemente, comentó Villalba Mozo.

“Algunos compañeros deben esperar más de un año para una autorización de cirugía; más de tres meses para una cita especializada, y más de 11 días para que los atienda el médico general.  Además, los medicamentos los reciben de manera impuntual e incompletos”, acotó.