Diario del Cesar
Defiende la región

Siguen activos seis incendios forestales

294

Desolador es el panorama que se observa en una amplia región de la Sierra Nevada devastada por un voraz incendio forestal que afectó a las comunidades indígenas de los arhuacos y koguis.

   Pese a que la conflagración está controlada en un 95% ayer se conoció que aún se tienen activos seis incendios en el departamento del Cesar, más concretamente en la Serranía del Perijá, en el municipio de Valledupar, La Jagua de Ibirico, Aguachica, y Pelaya”, explicó la jefa de la oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático del Cesar, María José Páez.

Ante la crítica situación que vive la Sierra Nevada de Santa Marta y otros pulmones ecológicos, se realizó ayer el Consejo de Gestión del Riesgo Ampliado en Valledupar con presencia del director nacional de la entidad, Eduardo José González Angulo, autoridades ambientales del Cesar, La Guajira y Magdalena y representantes indígenas, en el cual se conoció que los incendios forestales han dejado más de 600 personas afectadas y miles de hectáreas destruidas.

González Angulo, director nacional de la Unidad de Gestión del Riesgo, explicó que los incendios dejaron 53 viviendas destruidas, al igual que una institución educativa y por lo menos 250 niños con complicaciones para sus ciclos formativos.

En el consejo se logró incluir en el orden de prioridades la Serranía del Perijá que también padece serias afectaciones, al punto que los animales han tenido que huir hacia el casco urbano, como ocurrió recientemente con un puma que terminó en una iglesia de Codazzi.

“Como conclusión definimos tres puntos, primero: la atención se dio por la comunidad, municipios y del departamento como entidad coordinadora de este sistema departamental.  En esta etapa de la atención, vale la pena resaltar que queda instalado el puesto de Mando Unificado de manera permanente y se seguirá instalando las acciones respectivas”, explicó González.

La segunda medida está enfocada a entregar las ayudas humanitarias a las personas afectadas y dar paso al proceso de recuperación, al tener controlados la mayoría de los focos de incendio, de acuerdo con el reporte entregado por los organismos de socorro.

“Una etapa de recuperación en la que trabajaremos unificadamente en temas de agua, vivienda, la escuela y de la educación, siempre respetando a las autoridades indígenas que viven en la región, sus costumbres e idiosincrasia. Se apoya por parte del Gobierno Nacional lo siguiente: en el día de hoy (ayer) llegarán 600 kits de alimentos que serán entregados en Pueblo Bello y Valledupar, 600 kits de cocina y 1200 frazadas, todo repartido de manera equitativas”, agregó el  director nacional de la Unidad de Gestión del Riesgo.

González también se comprometió a un tercer punto, no sin antes asegurar que el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, con quien se comunicó en el consejo, está al tanto de la situación y ha mostrado su interés por la recuperación de las zonas afectadas.

“Se hará un plan de acción específico para este evento que tiene muchas facetas, el respeto de las autoridades, obras de contención en caso de ser necesarias, métodos constructivos de acuerdo a los lineamientos de sus habitantes, el proyecto de medios de vida, de capacitación, de comunicación y brigadas para que las personas sean los primeros respondientes”, finalizó diciendo el alto funcionario.

Sin embargo, aún quedan algunos incendios en seis municipios del departamento del Cesar que requieren intervención inmediata de los organismos de socorro para evitar que sigan devorando la reserva forestal.

CONTROLADO EN UN 95 %

De igual manera, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), informó que con la intervención de los organismos de socorro y emergencia en el incendio que se presenta desde el pasado fin de semana en la Sierra Nevada de Santa Marta, la conflagración se encuentra controlada en un 95 %.

 “Las labores de todas las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo ha sido muy importante en las acciones que se adelantan, trabajamos en conjunto tres departamentos para atender y dar respuesta a esta situación y desde el Gobierno Nacional hemos puesto ayudas humanitarias para las familias afectadas y coordinamos para desde el aire y tierra poder controlar este incendio forestal”, señaló Eduardo José González Angulo, director del Ungrd.

En la zona todavía permanecen 170 personas de los organismos de socorro atacando el incendio forestal y prestando la respuesta a la población indígena que sufrió afectación con atención de primeros auxilios y la entrega de la ayuda humanitaria, por lo que en la zona quedará instalado un Puesto de Mando Unificado para atender esta emergencia.

“Posterior llegará la etapa de recuperación en donde vamos a trabajar unificadamente temas de agua, la escuela, la vivienda y la educación, siempre respetando a las autoridades indígenas, sus costumbres y tradiciones”, manifestó González.

Asimismo, la entidad indicó que con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana está entregando 15,4 toneladas de ayudas, compuestas por 600 kits de alimentos, 600 kits de cocina, 1200 frazadas para el municipio de Pueblo Bello y Valledupar y 100 carpas para proveer a las familias indígenas que perdieron sus viviendas, esto de forma complementaria y subsidiaria por parte del Gobierno Nacional.

“Finalmente en la recuperación y reconstrucción se tendrá un Plan de Acción Especifico que tendrá varias líneas entre las que se encuentran obras de contención en caso de ser necesarias, métodos constructivos de acuerdo a los lineamientos de sus habitantes, proyectos de vida en cabeza del departamento y proyectos de capacitaciones, comunicaciones y de brigadas para los bomberos para que sean los primeros respondientes”, indicó González.

“Establecimos el Puesto de Mando Unificado a partir del consejo y activamos la Sala de Crisis para atender todos los incendios activos del departamento y comenzar la entrega de ayudas humanitarias en los sectores más afectados.  Tenemos activos seis incendios en el departamento del Cesar en la Serranía del Perijá, en el municipio de Valledupar, La Jagua de Ibirico, Aguachica, y Pelaya”, explicó la jefa de la oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático del Cesar, María José Páez.

DEL DICHO AL HECHO

Las comunidades indígenas que asistieron al consejo de gestión del riesgo ampliado en Valledupar, pidieron avanzar de las palabras a los hechos porque son sus miembros los principales afectados por los incendios forestales.

Leonor Zalabata, líder arhuaca, aseguró que, “las decisiones que se tomaron, se puedan cumplir, el tema es que estas reuniones se quedan en promesa y en buena voluntad política.  La afectación de los incendios ha sido grave en muchos puntos de calor como lo ha dicho el Ideam, consideramos que la recuperación de esas zonas siguen siendo muy importante, la situación social de las comunidades debiera resolverse de una manera más adecuada y que podamos avanzar en la conservación de la Sierra Nevada”.

Agregó que no se moverán de la Sierra Nevada de Santa Marta porque es su hábitat, pero sí mencionó algunos aspectos que como comunidad los han afectado.

“Vamos a seguir habitando la Sierra Nevada, vamos a estar presentes con nuestras tradiciones, con nuestras culturas, y lo que sí se hace necesario es una intervención a través de las autoridades indígenas para mejorar las condiciones que tenemos como pueblo.  La Sierra Nevada tiene un cantidad de amenazas que van contra la conservación, las licencias ambientales sin consulta con los pueblos indígenas, las solicitudes mineras, el conflicto armado que degradó mucha parte la autonomía de las autoridades.  Yo creo que el tema de los derechos humanos es algo que se debe implementar como paraguas para la protección de la sierra y de los habitantes que están ahí”, finalizó.

PARTE POSITIVO DE LOS ORGANISMOS

Tanto el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar como la Cruz Roja dieron partes positivos frente a los incendios que se han presentado en las últimas semanas en el departamento del Cesar.

“Realmente un parte de tranquilidad, ya todos los focos, sin excepción, están controlados entre el 90 y 95 por ciento.  El incendio que más afectaba era el de Sabana Crespo, nos quedan dos focos, los cuales quedaron liquidados en el día de ayer, en Mariangola de igual manera”, afirmó el comandante de los Bomberos en Valledupar, Darío Mejía Araújo.

A su turno, el comandante de la Defensa Civil, Jaime Jacobo Gutiérrez, explicó que: “como organismo de socorro, siempre estamos dispuestos y atentos a las emergencias que se presenten en la región.  Actualmente, nos encontramos en el comité por lo que ocurre en la Sierra Nevada y en todo el departamento, hemos atendido 14 emergencias de incendios forestales en estos últimos días en siete municipios, con 123 líderes voluntarios y actualmente estamos apoyando arduamente a los bomberos de Valledupar”.

 PUEBLO BELLO,  TAMBIÉN SE REPONE

La Alcaldía de Pueblo Bello, otro municipio que sufrió la inclemencia de los incendios al ser zona de influencia de la Sierra Nevada, aseguró que se afectaron cerca de 200 hectáreas en las últimas semanas.

“Los focos de incendios más relevantes que se presentaron fueron en el corregimiento de Nabusímake que dejaron afectaciones de aproximadamente 200 hectáreas de pasto, forraje, y algunas afectaciones hídricas.  Está en jurisdicción de la comunidad arhuaca, cuyos miembros se reunirán el próximo domingo para evaluar todos los daños y hacer un reporte más oficial”, explicó el secretario de Gobierno de Pueblo Bello, José Víctor Mestre.

Agregó que respetan los principios indígenas y que el “Municipio ha venido prestando todo el apoyo logístico y de igual manera está pendiente para la entrega de kits de herramientas, para que junto con las ayudas del orden nacional se puedan trasladar hacia la zona”.

 OTROS DEPARTAMENTOS

La Guajira y Magdalena también hicieron presencia en Valledupar por intermedio de las autoridades en materia ambiental.

Gregorio Rincones Plata, director de la Unidad de Gestión del Riesgo del departamento de La Guajira, indicó que “la Sierra Nevada colinda con los tres departamentos, se han afectado estas tres zonas del país y en La Guajira se nos ha afectado la comunidad Kogui con 19 casas consumidas en el incendio y de igual forma muchas hectáreas”.

Al igual que en el Cesar, en La Guajira, según explicó Rincones, la situación se presenta por descuido del ser humano. “Estamos trabajando, intentando superar estas emergencias que se vienen presentando con el alistamiento de tierra para su sustento de los campesinos y de las etnias para extraer miel, les hacemos un llamado, ya estamos en el tema de socialización, de capacitación con el fin de mitigar esta situación que se está presentando en los tres departamentos”.

PRONUNCIAMIENTO DE PARQUES NACIONALES

Mediante un comunicado la Dirección Territorial Caribe de Parques Nacionales Naturales de Colombia, confirmó que los tres incendios forestales presentados en la Sierra Nevada de Santa Marta, se encuentran controlados, sin embargo, las autoridades mantendrán activadas las alertas teniendo en cuenta las condiciones climáticas que se presentan en esta zona de Colombia.

Luz Elvira Angarita, directora Territorial Caribe de Parques Nacionales, manifestó que “la Dirección Nacional de Gestión del Riesgo confirmó esta buena noticia, sin embargo, lamentamos enormemente la cantidad de hectáreas quemadas y los efectos en la población”.  Así mismo, informó que: “a partir de ahora, se deben iniciar todas las labores de restauración requeridas para recuperar el territorio, la fauna, la flora y los asentamientos de los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, afectados con este incendio forestal, para lo cual, la próxima semana enviaremos una comisión de Parques Nacionales para evaluar, en terreno, el impacto del incendio”.