Diario del Cesar
Defiende la región

Se ahogan los animales por crecida de quebrada  

48

La ola invernal que durante los últimos días ha afectado al Caribe colombiano, sigue causando afectaciones en el departamento del Cesar, específicamente en la zona rural del municipio de Curumaní, donde la quebrada Animito se desbordó, llevándose consigo todo a su paso, afectando la vereda Los Serenos del corregimiento de Sabana Grande.

Murieron ahogados varios animales como vacas, chivos, cerdos y gallinas, además de haberse perdido varias hectáreas de cultivos de yuca, plátano, patilla, melón, entre otros.

Más de 35 familias están afectadas, muchas perdieron sus enseres y la estructura de las viviendas sintieron los efectos de las fuertes precipitaciones, informó Deimer Machado Pablón, líder comunitario en el municipio de Curumaní.

Manifestó que muchas de los residentes del sector han optado salir del lugar y trasladarse a poblados más seguros de Sabana Grande, ya que según los pronósticos, las lluvias continuarán y representa un peligro seguir en el área, además de haber perdido parte de los enseres de sus hogares.

 “Necesitamos que nos metan la mano, al lugar llegaron los bomberos y algunos organismos de socorro, los cuales solo recomiendan salir del lugar. Algunas personas han decidido quedarse en la zona, tratan de asegurar sus viviendas y resguardar los animales, pero el peligro sigue latente”, afirmó.

Resaltó que las familias están prácticamente desplazadas y requieren de la asistencia inmediata de las autoridades municipales.

En el municipio de Curumaní la zona corregimental ha sido fuertemente golpeada por las lluvias, sectores como Santa Isabel, San Roque, San Sebastián y Sabana Grande reportan grande pérdidas de cultivos, según lo informó el alcalde Henry Chacón.

Por otra parte indicó que también se han reportado derrumbes en la zona alta del territorio, en las veredas de donde los campesinos no pueden sacar sus productos para comercializarlos.

Se solicitará el respaldo de las autoridades departamentales y nacionales, ya que los pronósticos siguen siendo de fuertes aguaceros, que representan un peligro para la comunidad.