Diario del Cesar
Defiende la región

Madre denuncia que su bebé murió por falta de oxígeno en ambulancia 

38

Una grave denuncia por negligencia médica que habría ocasionado la muerte de un bebé de cuatro meses de nacido formuló una madre ante AJÁ & QUÉ VALLEDUPAR, en el municipio de Codazzi.

Según Nairobis Carpio, de 27 años, su hijo Luis Miguel falleció porque en el momento en que su bebé era trasladado a Valledupar la ambulancia no contaba con el equipo necesario para ponerle oxígeno.

Relata la mujer que el drama comenzó a las 6 de la mañana cuando llevó al menor al hospital de la localidad.  Asegura que apenas fue atendido tres horas después, a pesar de mostrar un cuadro grave de deshidratación.

 “Yo lo llevé a las 6 de la mañana, no me lo atendieron enseguida, la muchacha me dijo que esperara que me llamara el médico.  A las 9 fue que me lo mandaron para Valledupar, la enfermera me dice que ‘este niño está deshidratado’, lo único que tenía era una diarrea”, relata.

Aseguró Nayrobis que cuando iban en la ambulancia, a mitad de camino, le dijo a la enfermera que el bebé se sentía “malito”, a lo que esta respondió -según la madre- que “es algo normal y lo tratara de calmar para que se durmiera”.

Acto seguido, continúa narrando Carpio, la enfermera le mandó un video por el celular al médico -que se fue en la parte de adelante del vehículo- el cual después de verlo se pasa para la parte trasera.

Y fue allí cuando Nayrobis presencia el acto que para ella es inaudito en un servicio de ambulancia.  Cuando el médico solicita a la enfermera el oxígeno, le pusieron una de adultos.

 “¿Cómo va a ser que el doctor va delante en una ambulancia? ¿Cómo va a ser posible que necesitan oxígeno y no podían porque solo había para adulto?”, son las preguntas que hoy se hace esta mujer.

Al llegar a la unidad pediátrica Simón Bolívar ya era tarde.  El bebé había fallecido.  “Cuando se va en vomito es que me lo quitaron de los brazos, cuando el bebé quiso llegar a la clínica de Valledupar, ya estaba sin signos vitales.  Lo pusimos en un planchón y se quedó moradito, me llamaron y me dijeron, ‘madre nada se puede hacer nada’”, puntualizó.

Luis Miguel fue sepultado ayer en el cementerio El Vergel de la Esperanza en el municipio de Codazzi.

Según la epicrisis conocida por este medio, la Unidad Pediátrica Simón Bolívar el paciente ingresó muerto a las 11:45 de la mañana.

 “Al momento se recibe al paciente malas condiciones generales, con palidez cutánea marcada, cianosis distal, hipoperfundido, con malos índices de oxigenación”, dice en un aparte.

Este medio trató de comunicarse con Julio Wilches, gerente del hospital de Codazzi, pero fue imposible obtener respuesta.