Diario del Cesar
Defiende la región

Juicio sobre paternidad del supuesto hijo de Julio Iglesias será el 4 de marzo

306

El Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ha fijado para el próximo 4 de marzo el juicio en el que se deberá esclarecer la presunta paternidad de Julio Iglesias sobre el valenciano Javier Sánchez, que reclama ser reconocido como hijo del cantante.

Así consta en un escrito del Juzgado, fechado el pasado 21 de diciembre y consultado por Europa Press, en el que se convoca a las partes a la celebración de la vista en la Ciudad de la Justicia de Valencia el 4 de marzo y se da un plazo de cinco días desde la recepción de la citación para indicar al Juzgado qué personas han de ser llamadas al juicio –testigos, peritos, o conocedores de los hechos.

Asimismo, en otro auto, el Juzgado rechaza sendos recursos de la defensa del supuesto hijo valenciano de Julio Iglesias contra la decisión de acordar la práctica con carácter anticipado de la prueba pericial biológica. Las acciones de filiación, explica el juez, solo pueden acreditarse a través de esta prueba biológica y “la pura economía procesal exige que dicha práctica se lleve a cabo o, cuando menos, se intente antes de la celebración de la vista, para evitar así la práctica innecesaria de todos los demás medios de prueba”.

En cuanto al otro recurso, sostiene el Juzgado que “no es procesalmente posible lo pretendido por el recurrente (Javier Sánchez), de condicionar la aceptación de su sometimiento a la práctica de la prueba biológica a que previamente se resuelva sobre la planteada excepción de cosa juzgada, y que la misma resulte rechazada”.

En consecuencia, al magistrado ordena la fijación de fecha y hora para el juicio y manda comunicar a Julio Iglesias que “en el interín siempre podrá cambiar su anterior decisión y manifestar su voluntad de someterse a la prueba biológica”, de forma previa a la vista.

PRUEBA CON RESTOS DE LA BASURA

El señalamiento de este juicio para el 4 de marzo llega después de que la defensa de Javier Sánchez, representado por el abogado Fernando Osuna, pidiera de nuevo al Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia que Julio Iglesias se sometiera a una prueba de ADN “ya en presencia judicial”, para corroborar así los resultados obtenidos en el análisis que realizó de forma particular con restos extraídos de la basura de uno de los hijos del artista, y en el que se atribuía al cantante la paternidad en un 99 por ciento.

En su respuesta, el cantante solicitó que la vista se celebrase a puerta cerrada. Ante esto, el letrado de Javier Sánchez, Fernando Osuna, pidió que se señalase de inmediato fecha para el juicio. Además, Julio Iglesias insistía en defender que se trata de un asunto ya juzgado y en que la prueba de ADN obtenida por detectives de la basura de Julio José Iglesias no es lícita, mientras que posteriormente pidió que la causa fuera trasladada a Madrid al alegar, entre otros motivos, que allí tenía su último domicilio en España

Ante esto, la defensa de Javier Sánchez argumentó que la legislación recoge la posibilidad de reabrir un caso con sentencia firme “siempre que se funde en nuevas pruebas”, como en este caso es la prueba biológica, y sostenía que la recogida de ADN de la basura de Julio José Iglesias y su análisis “no supone vulneración de precepto constitucional alguno” y “sí constituye un elemento probatorio”.

De este modo, la defensa del demandante de paternidad consideraba que “no es admisible que científicamente (Javier Sánchez) sea hijo de Julio Iglesias y judicialmente no lo sea”. Finalmente, el Juzgado valenciano ya ha fijado fecha para el juicio de paternidad, el próximo 4 de marzo en Valencia.