Diario del Cesar
Defiende la región

Población migrante ya tiene Centro de atención en salud  

19

POR NINOSKA REYES URDANETA 

Andreina López y su hija Claudia Pérez López, quien tiene cinco meses de embarazo, dejarán atrás la odisea de buscar asistencia médica en los hospitales, donde en reiteradas ocasiones quedaba en intento. Su condición de migrantes venezolanas, les limitaba la posibilidad de recibir el servicio de salud, el cual hoy podrán acceder con el centro La Victoria, inaugurado en Valledupar.

Habían salido de su hogar, ubicado en el barrio 9 de Marzo, en una nueva búsqueda y lograron enterarse, que un lugar especial para los migrantes estaba siendo habilitado en el municipio. “Es una gran ventaja, ya mi hija podrá recibir asistencia durante los cuatro meses que le quedan de embarazo”, dijo Andreina López mientras esperaban la atención médica.

Y es que luego de ocho años paralizado, y con una infraestructura prácticamente en el suelo, fue rescatado y habilitado el Centro de Salud La Victoria, para ofrecer atención integral a migrantes y colombianos retornados al municipio de Valledupar, que no están cubiertos por el sistema de salud.

La obra se logró a través de un convenio de cooperación entre la Fundación Americares y el Hospital Eduardo Arredondo Daza, donde desde el mes de abril se han brindado 7.930 atenciones a 4586 personas migrantes de todas las edades, quienes ahora recibirán los servicios de medicina general, psicología y entrega de medicamentos en el Centro de Salud La Victoria.

Mello Castro, alcalde del municipio de Valledupar, manifestó que ha sido un trabajo coordinado con el HEAD y organizaciones sociales. “Hoy queremos darle esta noticia positiva a la población ya que van a tener la oportunidad de tener un centro de salud a la mano con todo el equipo técnico y de salud que está dispuesto a atenderlo de la mejor manera”.

Por su parte, Holmer Jiménez Ditta, gerente del HEAD, dijo que la obra se puso en marcha al observar una población que no tenía un lugar para recibir atención en primer nivel. “Eran huérfanos en la atención en salud y por eso nos pusimos la camiseta para gestionar con una ONG para prestar este servicio, hoy lo estamos cristalizando, el sueño se hace realidad, hoy mostramos una victoria temprana”.

AGRADECIDOS 

Gleiciré Bracho, una de las primeras usuarias del centro asistencial, se mostró complacida con esta iniciativa que los ayuda a tener una mejor calidad de vida, a garantizar salud espacialmente a niños, ancianos y mujeres gestantes.

 “Muy agradecida porque en otras ocasiones hemos ido a hospitales y no nos han atendido por no tener Sisbén y la oportunidad de facturar”, manifestó.

Carlos Ávila, otro de los beneficiarios, acudió a llevar a sus hijos a medicina general y afirmó que es una gran oportunidad porque “nosotros aquí no tenemos posibilidad de recibir atención en ningún centro de salud, por no tener documento de extranjería o el Permiso Especial de Permanencia.

Reiteró que esperan que estas iniciativas sean replicadas en otros municipios del Cesar, ya que para nadie es un secreto que la situación social de Venezuela ha obligado a muchas familias a ubicarse en este país, especialmente en los departamentos fronterizos.