Diario del Cesar
Defiende la región

Dos capturados por supuesto robo informático a Davivienda

666

Dos personas señaladas de ser integrantes de una red delincuencial denominada ‘el Clan de los Hermanos’, que presuntamente dedicaba a realizar hurtos a través de medios electrónicos a cuentas bancarias de todo el país, fueron presentados ante el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, tras ser capturados en esta ciudad por uniformados de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional, Dijín.

Se trata de José Alfonso De la Cruz Ramírez y Albanis Esther Olivares Ruiz, quienes fueron detenidos respectivamente en los barrios Fundadores y Don Alberto de esta capital, en medio de operativos desplegados por los agentes antes mencionados, en cumplimiento a órdenes de capturas emanadas en sus contras por el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de La Tebaida (Quindío).

Durante la diligencia que se llevó a cabo en una sala del cuarto piso del Palacio de Justicia, ambos fueron imputados por la Fiscalía 14 Local URI, encargada de los actos preliminares, por los delitos de concierto para delinquir agravado, hurtos por medios informáticos, violación de datos informáticos y acceso abusivo a sistemas informáticos, de los que se declararon inocentes.

 

EL HECHO

Los sospechosos empezaron a ser investigados por las autoridades a raíz de una denuncia instaurada por directivos del banco Davivienda que señalaba que de diferentes cuentas de algunos de sus clientes en Armenia venían siendo sustraídas de forma irregular grandes sumas de dinero, a través de medios electrónicos.

De acuerdo a lo indicado por las autoridades, los hechos iniciaron desde el enero del 2016 hasta el año siguiente, en los que se registraron millonarios retiros de dinero a través de Servibanca, aperturas de cuenta, transferencias y otro tipo de operaciones irregulares que fueron motivo de investigación para la Fiscalía, sumado a los registros de cámaras de dichas extracciones, que permitieron conocer el registro biométrico de las cuentas receptoras.

“El día 3 de noviembre del 2016, a las 5:57 p. m. fueron retirados $3.680.000 en cajeros electrónicos de Valledupar que habían sido sacados de la cuenta del vicepresidente de banca hipotecaria de Davivienda. De acuerdo a cada una de las investigaciones, se obtuvo que en el caso de la mujer, al abrir las cuentas de ahorros, recibió $2.900.000 producto de esa transferencia ilegal el 12 de noviembre del 2016, que pertenecían a la víctima. Lo mismo ocurrió con José Alfonso, que recibió la suma de $4.000.000; dinero que le pertenecía a otras víctimas”, dijo el juzgado en medio de las diligencias.

Al término de las audiencias, el tribunal decidió dictar la medida preventiva de detención domiciliaria para los dos sindicados, en tanto se resuelve su situación judicial y se aclara si son o no responsables de los hechos que les atribuyen.

 

‘A JOSÉ LO UTILIZARON’

Mientras se realizaban las diligencias, Yiseth Paola Ibarra, pariente del acusado, aseguró que él fue víctima de un engaño y una persona cercana abusó de su buena fe para involucrarlo en el ilícito; que se trata de un hombre humilde y trabajador que durante toda su vida se ha dedicado a la carnicería.

“Él fue utilizado para eso, no tenemos conocimiento de que pertenezca a alguna banda. Es una persona de principios y de valores, a la que están acusando de unos delitos que ni conoce, porque él no sabe de sistemas y dicen que hizo violación de datos personales, elementos de ofimática y cosas de las que no sabe. Hace un par de años un amigo le pidió el favor de prestar su tarjeta y él de muy buena forma lo hizo sin saber que era para delinquir, porque ahí hicieron unas consignaciones, robos y desfalcos en Armenia, de los que no tenía conocimiento. Esperamos que la justicia nos colabore para aclarar la situación, porque no es justo que vaya a dar a la cárcel por hacer un favor”, dijo.