Diario del Cesar
Defiende la región

Juez lo halló culpable de matar a  lideresa indígena

406

El próximo 18 de marzo a las 8 de la mañana, será condenado Aldemar Potes Torres, acusado del  homicidio de una líder wiwa, en medio de un intento de hurto que se registró en el sur de Valledupar, en enero del 2017.

La audiencia de lectura de fallo se realizará ante el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Valledupar.

El procesado  de 26 años, residente del barrio Mareigua, es acusado por la Fiscalía 7 Seccional adscrita a la unidad de vida por los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con  tráfico,  fabricación, porte y tenencia de arma de fuego o municiones agravado y hurto calificado agravado en modalidad de tentativa.

La diligencia estaba prevista a realizarse el día de ayer, pero fue reprogramada debido a que la abogada del sentenciado no compareció a la diligencia, cono sucedió en la cita anterior, imposibilitando su derecho a contar con un profesional que defienda sus intereses en caso de que haber irregularidades en el fallo decretado por la justicia.

Según la investigación de la Fiscalía, el imputado es uno de los responsables del crimen de Yoryanis Isabel Bernal Varela, de 42 años, hecho ocurrido en cercanías al barrio Lorenzo Morales, cuando la mujer fue baleada en la cabeza al no dejarse robar. Por este hecho, Potes Torres permanece privado de la libertad en una cárcel de esta capital desde julio del 2017, tras ser capturado por miembros del CTI.

 

ASÍ OCURRIÓ

Según lo relatado por el juzgado tras la conclusión del caso, sobre las 7:30 de la noche del día del día en mención, la líder indígena tomó el servicio de un mototaxi para que la transportara a la residencia donde estaba alojada,  ubicada en el barrio Lorenzo Morales, en el momento que se aproximaba a su destino, pasando por un sector despoblado, fueron abordados por dos personas que se movilizaban en una motocicleta.

Posteriormente, el parrillero se bajó del vehículo y con un arma en la mano apuntó al mototaxista y a la víctima, ordenándoles que les entregaran sus pertenencias. No obstante, el asaltante (supuestamente Cotes Torres) se percató de que la mujer llevaba terciada una mochila y se aferró de la correa que la sostenía para quitársela, pero como esta no lo permitía forcejeó con él, le propinó un disparo que le impactó en la frente y le segó la vida de manera inmediata.