Diario del Cesar
Defiende la región

´Barranquilla no hará Carnaval en el 2021´ 

57

Por JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA 

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, aseguró este lunes que por ahora no habrá Carnaval en el 2021, pero que se gestionará para que los hacedores y preservadores de las fiestas sigan manteniendo la tradición, sin que se tenga una participación masiva como en los años anteriores en las calles de la ciudad.

 “La fiesta está aplazada, la fiesta no será en febrero. No sabemos cuándo será, no sabremos si será en el 2021, todavía es prematuro decidirlo, porque un mes de coronavirus es un año normal en cuanto al nivel de decisiones que uno debe tomar”, afirmó el Alcalde de Barranquilla a Emisora Atlántico.

Seguidamente anotó “por ahora lo único que sabemos es que en febrero no habrá un Carnaval como lo conocemos, no habrá fiesta. Y cuando sepamos más lo haremos saber, pero para ser sinceros, es algo en lo que no hemos gastado mucho tiempo, simplemente sabemos que no se puede y sabremos que llegaremos a una decisión cuando nos sentemos con Carnaval SAS en el momento que sea necesario”.

Reconoció que “el Carnaval es un tema de amores y odios. Lo importante es entender que el Carnaval es una tradición cultural más que una fiesta. Del Carnaval vive mucha gente. No es que solo se provea constantemente del carnaval porque nadie vive todo un año de lo que hizo en cuatro días, pero mucha gente sí deriva su alimento cultural, derivan la tranquilidad, la paz, la alegría que tiene en su vida porque se la meten toda a una fiesta cultural de más de 100 años, que es el Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad”.

 “El carnaval es importante para Barranquilla porque nos da identidad, nos preserva la cultura y al mismo tiempo tiene un sitio importante en el escenario internacional de los carnavales y de las fiestas culturales y tiene mucho más de lo muchos creen que es nada más la fiesta, la maicena y demás. Esas tradiciones estamos trabajando para ver cómo las preservamos y hacemos que se mantengan sin la necesidad de reunir un millón de personas en La Batalla de Flores en febrero”, sostuvo Pumarejo Heins.

 “Estamos trabajando con ellas para ver la manera de poder expresarse, de manera distinta, sin poner en peligro la salud y sin que sea simplemente una fiesta sino una expresión artística y cultural”, terminó diciendo.

AFRONTANDO EL COVID 

De otro lado, el alcalde Jaime Pumarejo Heins entregó una especie de balance de cómo Barranquilla ha manejado la pandemia y cómo ha realizado la apertura gradual de la economía, pero siempre con el temor de que se tenga cerrar por un rebote del nuevo coronavirus si la ciudadanía no toma las medidas de prevención de manera segura.

 “Los países europeos lograron detener la curva de contagio, pero abrieron demasiado temprano todos los sectores al mismo tiempo cuando todavía no tenían un número de contagio suficientemente amplio para permitir que cuando se abriera se pudiera retener esa reapertura, sino que iba a establecerse una nueva curva. Barranquilla tuvo una primera curva pronunciada y eso le permitió tener un poco más de amplitud en la manera cómo reabrió. Pero la realidad es la siguiente: si no hacemos el autocuidado tendremos que tomar medidas drásticas”, dijo Pumarejo Heins a Emisora Atlántico de Barranquilla.

Indicó que, si no se toman esas medidas, “tendremos que perder empleos, tendremos que volver a cerrar nuestra economía; eso tendremos que hacerlo si cada uno de nosotros descuida el uso del tapabocas, si dejamos de lavarnos las manos y de mantener la distancia física. Si hacemos lo mínimo, que son esas tres medidas, Barranquilla podrá llegar a fin de año pensando que quizás podrá haber una reunión familiar con toda la familia, que podemos en enero, febrero y marzo ser más permisivos en algunas medidas y podemos trabajar para recuperar el empleo, que es lo más importante”.

 “Creo que hoy Barranquilla puede sentirse orgullosa de que lo está haciendo bien; puede darse el espaldarazo de que estamos ayudando a recuperar otros recintos, a recuperar empleo y que podemos abrir un nuevo sector de la economía, como ya abrimos las canchas deportivas en la ciudad con ciertas medidas y protocolos de bioseguridad”, agregó.

Manifestó que “es muy importante acordarnos que la reunión familiar y social es la gran generadora del contagio. Si nosotros logramos mantener las medidas y no relajarnos cuando estamos en casa, cuando estamos en una reunión familiar, si logramos mantener ventilados los espacios podemos salir adelante. No es lo mismo una reunión en un espacio cerrado y una reunión donde se permita que el aire fluya. Cuando nos concentramos y hablamos y nos relajamos en casa y nos relajamos en una reunión social y no permitimos que haya circulación de aire esa congregación logrará contagiar a las personas de manera más rápida”.

DIEZ SEMANAS SIN EXCESO DE MUERTES 

Destacó que Barranquilla lleva diez semanas sin exceso de mortalidad. “En estas diez semanas ha muerto menos gente que en el mismo periodo del 2019 y del 2018. Es decir, que aún con toda causa: coronavirus o no coronavirus, muerte natural no fetal, natural, los muertos han sido menos en estas semanas que en los dos años anteriores. Eso quiere decir que las medidas que se toman en cada reapertura, por ahora, le está funcionando a Barranquilla”.

Sobre este mismo tema anotó que “en estos momentos tenemos 1.2% de nuestras UCI ocupadas con pacientes por coronavirus y al mismo tiempo por sospechosos, es decir, por personas que llegaron ayer y que aún no le ha salido la prueba, por ejemplo, tenemos menos del 2% también”.

Manifestó que “increíblemente lo que estamos viendo es que las localidades que más tuvieron afectación tuvieron en los primeros meses de la pandemia (la Metropolitana y Suroriente), hoy tienen un comportamiento más estable y en estos momentos la Localidad Riomar es donde estamos teniendo un número de contagios, no más alto, sino más bien más pronunciado que las otras no están teniendo. Hoy, la Localidad Riomar y una parte de la Localidad Norte Centro Histórico, son los que están dando los casos nuevos, pero son muy pocos casos”.

 “Cuando estemos en casa, cuando estemos con tres, cuatro personas de las que vemos normalmente, si abrimos una ventana estamos evitando el contagio. Y recordarles a los barranquilleros que vamos bien, pero todo puede echarse a perder si no ponemos de nuestra parte. Con usar simplemente el tapabocas es la medida de seguridad más solidaria que podemos tener”, insistió el Alcalde.

/Colprensa