Diario del Cesar
Defiende la región

Dos juglares en concierto virtual

43

En un mismo escenario, estarán dos juglares de la composición vallenata como lo son: Adolfo Pacheco y Camilo Namén, ofreciendo su primer concierto virtual el domingo 15 de noviembre, a partir de las 7 de la noche, por la plataforma musical Passline.com.

Adolfo Pacheco, interpretará sus clásicos como: La hamaca grande, El mochuelo, Mercedes, Fuiste mala, El cordobés, El tropezón y El viejo Miguel, entre otros.

Por su parte, Camilo Namén, saldrá con sus grandes obras: Mi gran amigo, Recordando mi niñez, De la misma manera, El pechiche, La cometa tola, entre otras.

Adolfo Pacheco y Camilo Namén, representan el estilo del verdadero vallenato auténtico y tradicional, con temáticas costumbristas y narrativas, que cautivarán al público para esa noche que promete ser inolvidable con dos maestros de la composición vallenata.

Entre tanto Camilo Namén, indicó que, “mi carrera empezó a los 18 años con una canción que no he grabado, Morenita. La tengo de recuerdo para que no se me olvide cómo iniciaron mis composiciones”.

A partir de allí se dedicó a componer canciones que engrandecieron el vallenato como El pechiche, Recuerdo de mi pueblo, Mi gran amigo, esta última calificada por él como “la canción bandera”.

VERSATILIDAD Y AGRADECIMIENTO

­­ Adolfo Pacheco, el versátil cantautor de los Montes de María, está más vigente que nunca.

Aseguró que, “estoy muy emocionado con esto que me está ocurriendo en el atardecer de mi vida. Tantas cosas buenas se han juntado últimamente que solo tengo palabras de agradecimiento”.

El maestro Adolfo Pacheco Anillo llegó a sus 80 años de vida el pasaado 8 de agosto, a pesar de haber presentado complicaciones respiratorias y cardíacas que lo llevaron a una cirugía de corazón abierto, sigue agradecido, porque la música le ha permitido vivir mucho más.

A lo largo de su trayectoria, ha creado piezas musicales que son consideradas joyas del folclor colombiano.

El juglar desde muy niño con las influencias de su abuelo Laureano Antonio Pacheco, tocador de gaita y tambor, empezó a mostrar sus dotes de compositor y el primer verso que hizo a los seis años, es un canto indio en ritmo de puya “Mazamorrita cruda”. Este no sería más que el comienzo de una fascinación por narrar en sones, puyas, paseos, cumbias y merengues, las vivencias del sabanero mayor, como también es conocido el juglar.

Esa versatilidad, el compositor de ‘El Pintor’ la empezó a desarrollar en sus estudios de secundaria en el Fernández Baena en Cartagena, colegio donde aprendió a tocar violina, posteriormente en Bogotá con las enseñanzas de un amigo aprende a tocar guitarra y con ello géneros musicales como el bolero y el Bambuco.

Además, su tío abuelo Antonio Pacheco le dio las claves para explorar la música cubana, hoy en día el maestro tiene más de 16 cumbias y porros

Todas estas historias de ambos maestros y juglares de la música vallenata, podrán ser disfrutados por sus seguidores y amantes del género vallenato a través de un concierto virtual.