Diario del Cesar
Defiende la región

“Perdono a quienes me dieron bala

88

El comerciante Luis Eduardo Esquea Solano, de 37 años, luego del atentado en su contra en su restaurante de razón social Hotel Mama, ubicado en el barrio Alfonso López de Valledupar, se recupera.

Este hombre recibió dos tiros que lo alcanzaron en el tórax y en el brazo izquierdo. El hecho quedó registrado en cámara de seguridad de la zona. “Tengo el hueso cúbito destrozado, pero con el favor de Dios voy a sacar adelante esta lesión”, explicó el afectado.

Seguidamente dijo que: “Doy gracias a Dios porque estoy aquí, porque estoy vivo. No tengo nada en contra de ellos, simplemente porque no soy una persona de armas tomar. En familia no he visto guerras, violencia o hemos sufrido problemas de ninguna magnitud e índole”.

Finalmente dice que perdona a quien lo baleó: “Uno es joven y trata de ostentar cosas ustedes lo pueden ver en redes, prendas, viajes, lujos, una vida que cualquier persona cuando trabaja honestamente puede hacerlo. De pronto esto ha sido una de las causales de que alguien haya pasado en ese momento y me vio lujos encima, que ante el valor de la vida no tiene ningún precio”.