Diario del Cesar
Defiende la región

En la vereda Los Deseos afectados por vendaval siguen esperando ayuda 

111

Incomunicados y con las cosechas destruidas, se encuentran alrededor de 28 familias en la vereda Los Deseos en San José de Oriente, municipio La Paz, Cesar, luego de un vendaval registrado hace dos semanas. El caos se ha apoderado de la zona, y a la fecha las ayuda gubernamentales no llegan, mientras los afectados padecen las consecuencias.

Melba Montes Rojas, una de las afectadas, recordó que en el territorio se presentó un fuerte aguacero, acompañado por ráfagas de vientos y granizo, destruyendo todo lo que encontraba a su paso.

Se perdieron las cosechas de yuca, auyama, maíz, papaya, frijol, ajonjolí, plátano, cacao, tomate, ají, guineo, entre otros; además de muchos animales que fueron arrastrados por la corriente, específicamente en la finca El Algarrobo, donde habitan familias víctimas del conflicto armado y cuyo sustento económico es la producción de sus tierras.

Manifestó, que dos días después del vendaval, al sitio se presentó una comisión integrada por funcionarios de Defensa Civil. Cuerpo de Bomberos y la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres de la Alcaldía de La Paz, quienes realizaron una inspección en el lugar para elaborar el diagnóstico respectivo, pero a la fecha, todo quedó en palabras y nadie ha ayudado a restablecer el lugar.

“A la gente se le olvidan las cosas y a los políticos más. El señor Carlos Villamizar, representante de la Administración municipal, nos visitó y se comprometió a regresar en dos días y a gestionar ayudar a través de la Gobernación, pero a la fecha no han vuelto y como cabeza de familias,  estamos desesperados por la dura situación que nos ha tocado vivir”, dijo.

Ángel Campos, otro de los afectados, exhorta a la Oficina de Prevención y Desastres en el departamento para que actúe y los ayude a solventar la situación, “necesitamos nos apoyen a salir de esta difícil situación, somos familias humildes sin recursos para subsistir de este mal momento”, afirmó.

Explicó, que el señor Carlos Villamizar solo informó que se hizo lo pertinente, se evaluaron los daños, pero a la fecha no hay respuesta concreta, mientras las familias en la vereda sobreviven a los afectos de la naturaleza.