Diario del Cesar
Defiende la región

Ingeniero fue herido a bala  

245

En medio de intento de atraco en el Efecty del corregimiento de San Bernardo, jurisdicción de Pelaya, un ingeniero resultó herido con arma de fuego por defender a su mamá.

La víctima de este hecho, ocurrido la tarde del lunes,  responde al nombre de Rafael Trujillo Reino, de profesión ingeniero agroindustrial, el cual se encontraba con su madre,  quien es administradora del local, allí los delincuentes llegaron para quitarles el producido del día.

Pero los asaltantes no pudieron ingresar a la oficina situada dentro del establecimiento y golpearon a la administradora.

Rafael Trujillo, padre del afectado, explicó que: “Le estaban pegando a mi esposa y entonces mi hijo, se metió a defenderla. Por eso, le dieron un tiro en la parte de la pelvis”.

La víctima de 24 años de edad al recibir la herida, fue trasladada a un centro asistencial cercano en donde se encuentra estable, según indicaron los galenos.

“Mi hijo está estable en este momento, le hicieron una ecografía y estamos esperando los resultados, pero está consciente y estable, gracias a Dios”, puntualizó Trujillo, quien es conductor del alcalde de Pelaya.

Al sitio llegaron las patrullas del cuadrante procediendo a hacer las investigaciones pertinentes para tratar de identificar a los sujetos que cometieron el hecho, mediante la recolección de elementos materiales probatorios.

La ciudadanía de Pelaya cree que en esa zona hay una banda delincuencial dedicada al hurto en establecimientos de comercio, por lo que les piden a las autoridades que hagan mayores controles para que situaciones como estas no se vuelvan a presentar.

Ante tan situación, el alcalde de Pelaya, Alexander Quintero Contreras, dijo que las autoridades se encuentran en la indagación del hecho para contrarrestar la delincuencial.

 “El tema se ha llevado a la mesa y a los consejos de seguridad donde he manifestado mi preocupación por ese corredor de movilidad que hay entre los municipios de La Gloria, Pelaya y Tamalameque, porque en ese sector nunca se ha tenido un puesto de control permanente. La Policía hace un recorrido y el Ejército también pero no hay como tener un punto fijo. Hay que controlar esa zona”, mencionó Quintero Contreras.