Diario del Cesar
Defiende la región

Cáncer de mama: Detección a tiempo salva vida  

32

La OMS promueve el control del cáncer de mama en el marco de los programas nacionales de lucha contra el cáncer, integrándolo en la prevención y el control.

La detección precoz, con el propósito de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama en Colombia y el mundo, sigue siendo la clave de la lucha contra esta enfermedad.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los  de vías de desarrollo. La incidencia de esta patología  está aumentando en el mundo.

Las estrategias de prevención no pueden eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama que se dan en los países de ingresos bajos y medios, donde el diagnóstico del problema se hace en fases muy avanzadas. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia de esos casos sigue siendo la piedra angular del control del cáncer de mama.

Las estrategias de detección precoz recomendadas son el conocimiento de los primeros signos y síntomas, y la mamografía basada en la exploración clínica de las mamas en zonas de demostración.

La OMS promueve el control del cáncer de mama en el marco de los programas nacionales de lucha contra el cáncer, integrándolo en la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles.

SIGNOS Y SÍNTOMAS 

Una parte importante de la salud de los senos consiste en saber cómo lucen y se sienten normalmente las mamas. Aunque es fundamental hacerse pruebas de detección periódicas, los mamogramas no encuentran todos los cánceres de seno. Esto significa que también es importante que se esté al pendiente de los cambios y se conozcan los signos y síntomas.

El síntoma más común del cáncer de seno es una masa o bulto nuevo. Una masa no dolorosa, dura y con bordes irregulares tiene más probabilidades de ser cáncer, aunque los tumores cancerosos del seno también pueden ser sensibles a la palpación, blandos y de forma redondeada.

De igual forma pueden causar dolor. Por este motivo, es importante que un profesional de la salud con experiencia examine cualquier masa o bulto nuevo, o cualquier cambio en los senos. Otros posibles síntomas del cáncer de seno son:

-Hinchazón de  todo el seno o parte de él (aunque no se sienta un bulto).

-Formación de hoyuelos en la piel (a veces parecido a la cáscara de una naranja).

-Dolor en el seno o en el pezón.

-Retracción (contracción) de los pezones.

-Piel del pezón o seno roja, seca, descamada o gruesa.

-Secreción del pezón que no sea leche materna.

-Ganglios linfáticos hinchados (algunas veces un cáncer de seno se puede propagar a los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de la clavícula y causar un bulto o hinchazón ahí, aun antes de que el tumor original en el seno sea lo suficientemente grande como para poderlo palpar)

Aunque cualquiera de estos síntomas puede ser causado por otras afecciones distintas al cáncer de seno, si usted los presenta, debe notificar a un profesional de la salud para encontrar la causa.

Recuerde que conocer los signos a los que debe prestar atención no reemplaza a los mamogramas ni a otras pruebas de detección. Las pruebas de detección pueden ayudar a encontrar el cáncer de seno en sus comienzos, antes de que aparezca algún síntoma. Descubrir el cáncer de seno en sus comienzos le dará más probabilidades de que su tratamiento sea eficaz.

EL COVID-19 Y EL CÁNCER DE SENO 

En esta época de pandemia, una de las consultas más frecuentes es si, haber sido tratada o estar bajo tratamiento por cáncer de mama, convierte a una persona en paciente de riesgo frente al coronavirus.

Los especialistas afirman que, con relación al Covid-19, existen dos factores de riesgo ajenos al cáncer de mama: la edad y el estado general de salud.

Las pacientes que se encuentran bajo tratamientos con inmunosupresores, como por ejemplo, la quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, deberán reforzar todas las medidas de prevención necesarias ya que están inmunocomprometidas.

En estos casos, su oncólogo o mastólogo de cabecera les indicará cómo continuar con el tratamiento y qué recaudos adicionales debe tener en cuenta.

Las pacientes que fueron tratadas y se encuentran libres de enfermedad, tienen el mismo riesgo que la población general, por lo tanto la edad y/o la preexistencia de alguna patología deben tenerse en cuenta para determinar si se encuentra dentro del rango de riesgo.

Aquellas pacientes que están bajo indicación de Tamoxifeno, Anastrozol, Exemestane u otro tratamiento hormonal, no se encuentran inmunocomprometidas ya que son tratamientos que han demostrado disminuir la reaparición del tumor a 10 años.

De todas maneras, una persona que está bajo tratamiento por cáncer de mama debe extremar las medidas de seguridad que rigen actualmente.

RECOMENDACIONES 

– No salir si no es necesario. De hacerlo, evitar el transporte público, no concurrir a lugares masivos y/o cerrados porque son fuente de propagación del virus, y sobre todo no tener contacto con personas que presenten algún síntoma

– Evitar tocarse la cara, en especial la boca, la nariz y los ojos

– Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con alcohol.

– No compartir mate, bebidas, alimentos, vajillas, ni objetos personales con nadie.

– Limpiar con agua y jabón las superficies de contacto como escritorios o picaportes

– Ventilar los ambientes.

– Al toser o estornudar, taparse la boca y la nariz con el pliegue del codo.

En cuanto a llevar a cabo o postergar una cirugía para evitar la internación en un centro médico, cada paciente deberá evaluar su caso particular con su médico. Si se considera pertinente realizar la cirugía en este momento, se deben tomar los recaudos necesarios durante todo el proceso (preoperatorio y postoperatorio) para evitar riesgos o infecciones.

En cuanto a la forma de proceder ante la aparición de signos del coronavirus, si la persona está en pleno tratamiento con quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, y se ha contactado con alguien proveniente de lugares afectados o tiene fiebre o algún síntoma asociado a un síndrome gripal, debe comunicarse primero con su oncólogo/a quien la orientará a esclarecer el cuadro.

En esta época sí es recomendable realizar el autoexamen mamario ya que las mujeres tienen la ventaja de poder practicarlo a solas en la comodidad de su hogar y estar atentas a la aparición de un bulto, cambio de color o anomalía en la piel. Y es que, lo más importante en el periodo de aislamiento social es, en la medida de lo posible, no salir de casa.