Diario del Cesar
Defiende la región

¿En qué van 10 proyectos  de vacuna contra el covid? 

15

Actualmente hay unas 40 posibles vacunas que están en ensayos clínicos, diez de las cuales están en fase III, la etapa final, que permitirá “conocer su eficacia y seguridad”. 

El mundo entero sigue a la espera de una cura que ponga fin a la pandemia y permita retomar, en la medida de lo posible, la vida como era antes de la aparición de virus.

Gobernantes del mundo entero apuestan a proyectos de vacuna para ofrecer una respuesta efectiva a sus ciudadanos y conseguir réditos políticos y electorales.

Después de muchos anuncios y controversias el público parece cada vez más escéptico sobre encontrar un medicamento pronto y por esta razón presentamos cuales son los 10 proyectos que ya han alcanzado la definitiva fase 3.

En ese estadio, a través de pruebas masivas, los laboratorios buscan confirmar que su vacuna sea segura y eficaz entre una gama amplia de personas, dado que la respuesta inmunitaria puede variar según la edad, el origen étnico o las condiciones de salud subyacentes.

De encontrarse una vacuna para final de año será la más rápida de la historia pues el proceso suele tardar años.

JOHNSON Y JOHNSON

Esta multinacional, con sede en Nueva Jersey, está desarrollando una vacuna adenovectora, que introduce un fragmento de ADN del SARS-CoV-2 en el adenovirus común causante del resfriado que ha sido modificado genéticamente para que no pueda replicarse en el cuerpo. Esta vacuna se basa en la tecnología que utilizó para desarrollar una vacuna contra el ébola, así como candidatos a vacunas para el zika y el VIH.

El proyecto provocó anticuerpos neutralizantes en monos y proporcionó una protección “completa o casi completa” con una sola dosis.

El 23 de septiembre la compañía inició su ensayo masivo que evalúa la seguridad de la vacuna entre hasta 60,000 adultos de una variedad de países e incluye una “representación significativa” de poblaciones de mayor edad y con afecciones subyacentes que los hacen más susceptibles.

Esta semana se anunció la suspensión “temporal” de las pruebas después de que uno de los voluntarios presentase “una enfermedad inexplicable”.

UNIVERSIDAD DE OXFORD

La universidad del Reino Unido, en colaboración con la empresa biofarmacéutica AstraZeneca, avanzan es su proyecto de vector viral que cuando se inyecta en humanos, desencadena una respuesta inmune efectiva.

AstraZeneca y Oxford planean producir mil millones de dosis de vacunas que acordaron vender al costo.

Los resultados preliminares del ensayo afirman que produce una fuerte respuesta inmune, incluido un aumento de anticuerpos y respuestas de las células T, con efectos secundarios menores como fatiga y dolor de cabeza.

Se encuentra en la fase tres de ensayos clínicos, con el objetivo de reclutar hasta 50.000 voluntarios en Brasil, Reino Unido, Estados Unidos, India y Sudáfrica.

El 8 de septiembre, AstraZeneca detuvo los ensayos para una revisión de seguridad debido a una reacción adversa en un participante en el Reino Unido. Después de una investigación realizada por reguladores independientes, las pruebas se reanudaron.

MODERNA

El proyecto de vacuna de esta empresa de Massachusetts se basa en la inyección de fragmentos del material genético de un virus, en este caso ARNm, en células humanas. Crean proteínas virales que imitan al coronavirus, entrenando al sistema inmunológico para reconocer su presencia.

Esta tecnología nunca ha sido autorizada para ninguna enfermedad. Si tiene éxito, sería la primera vacuna de ARNm aprobada para uso humano. Esta vacuna requiere dos dosis, con cuatro semanas de diferencia.

El 27 de julio, Moderna anunció que había comenzado la tercera fase de sus ensayos clínicos y los hallazgos preliminares han demostrado que los sujetos sanos, incluidos los pacientes de edad avanzada, produjeron anticuerpos contra el coronavirus y una reacción de las células T.

Esta fase probará la vacuna en 30.000 participantes estadounidenses.

El laboratorio ha dicho que podrá entregar al menos 500 millones de dosis por año a partir de 2021.

PFIZER

Pfizer es una de las empresas farmacéuticas más grandes del mundo. Con sede en Nueva York, la compañía, junto con BioNTech también están desarrollando una vacuna de ARNm.

Pfizer firmó un contrato de casi 2.000 millones de dólares con el gobierno de Estados Unidos para proporcionar 100 millones de dosis para diciembre de 2020.

El proyecto tiene como objetivo buscar una revisión regulatoria antes de fin de año y espera suministrar 1.300 millones de dosis para fines de 2021.

Los resultados preliminares muestran que la vacuna produce anticuerpos y respuestas de células T específicas al SARS -Proteína CoV-2.

NOVAVAX

Novavax ha diseñado las proteínas de pico del coronavirus, las partes que ayudan al virus a invadir las células pero que no pueden replicarse ni causar covid-19.

La vacuna, que provoca una efectiva respuesta inmunitaria se administra en dos dosis, con 21 días de diferencia.

El septiembre, la empresa con sede Maryland, encontró que la vacuna era segura y producía anticuerpos contra el coronavirus a un nivel más alto que el observado entre quienes se han recuperado de la enfermedad.

También estimuló las células T, otro brazo de la respuesta inmune humana. Su fase tres evalúa a 10.000 personas del Reino Unido, con y sin comorbilidades.

SPUTNIK V

El laboratorio Gamaleya ha desarrollado una vacuna de vector viral que también usa una versión debilitada del adenovirus común causante del resfriado.

Rusia no ha publicado ningún dato de sus ensayos clínicos, pero los funcionarios del instituto afirman que han completado las fases uno y dos.

Los investigadores también afirman que la vacuna produjo fuertes respuestas inmunitarias celulares y de anticuerpos.

A pesar de la falta de evidencia publicada, el país autorizó la vacuna para un uso generalizado y la ha declarado como la primera vacuna registrada en el mercado.

Aunque la OMS duda de la rigurosidad de los procesos su proyecto se encuentra en fase tres y se prueba en países Venezuela.

CANSINO BIOLOGICS

Una de las 3 candidatas chinas en la última fase es la desarrollada por CanSino y también se basa en la tecnología de vector viral, utilizando una versión debilitada del adenovirus como vehículo para introducir la proteína de pico SARS-CoV-2 en el cuerpo.

Los resultados preliminares de los ensayos de fase dos, publicados en The Lancet, han demostrado que la vacuna produce “respuestas inmunes significativas en la mayoría de los receptores después de una sola inmunización”.

No se documentaron reacciones adversas graves.

SINOVAC

Sinovac desarrolla una vacuna inactivada, lo que significa que utiliza una versión no infecciosa del coronavirus.

Si bien los patógenos inactivados ya no pueden producir enfermedades, aún pueden provocar una respuesta inmune, como ocurre con la vacuna anual contra la influenza.

El proyecto es probado desde julio en Brasil y los resultados preliminares revelaron que la vacuna produjo anticuerpos que neutralizaron 10 cepas de SARS-CoV-2.

Sinovac también llevará a cabo ensayos de fase tres en Indonesia y Bangladesh.

SINOPHARM

Por otra parte Sinopharm situada en la ciudad de Wuhan donde se originó el virus también está usando una vacuna inactivada.

Los hallazgos preliminares han demostrado que la vacuna puede desencadenar una respuesta de anticuerpos sin graves efectos adversos aunque no está claro si las respuestas inmunitarias están mediadas por células T.

Cientos de miles de civiles chinos ya han sido vacunados bajo la aprobación de uso de emergencia del gobierno.

INSTITUTO MURDOCH

Finalmente este proyecto australiano que reproduce la tecnología que han utilizado para prevenir la tuberculosis al exponer a los pacientes a una pequeña dosis de bacterias vivas, sin embargo, aún no hay evidencia concluyente de su efectividad contra el covid-19./AFP