Diario del Cesar
Defiende la región

Trabajadores del hospital marcharon para exigir pagos

20

POR NINOSKA REYES URDANETA

“Señor presidente Iván Duque, ministro de Salud, Fernando Ruiz, de nuevo a quienes ustedes llaman héroes de la salud en el Hospital Rosario Pumarejo de López, salimos a protestar cansados de la burla y la falta de pago que hoy llega a casi un año de deuda”, manifestó el doctor Julio Julio Peralta, mientras marchaban por las calles de Valledupar hasta la sede de la Gobernación del Cesar.

 ‘Por la salud’, así denominaron la protesta que suma la sexta vez que llega a la Gobernación sin recibir respuesta de las autoridades. Partieron desde el área externa del Hospital Rosario Pumarejo de López, se plantaron en la sede de la Secretaría de Salud Departamental hasta llegar a la Gobernación, donde nuevamente se tiraron al piso esperando una solución, pero tampoco llegó. Con pancartas y arengas hicieron sus exigencias que aseguran no cesarán hasta lograr sus objetivos.

El personal de la salud recorrió la  transversal 18, hasta llegar a la glorieta Los Gallos, tomaron ruta al norte hasta la glorieta María Mulata, luego al este por la calle 16, hasta llegar a la sede del Gobierno departamental, donde aseguran se mantendrán el tiempo que sea necesario.

Karen Oñate, miembro de la mesa de concertación, dijo que la manifestación se llevara a cabo debido a que desde el año pasado han planteado ante la gerencia y diferentes entes de control, la serie de sucesos que atentan contra los derechos fundamentales, dentro de los cuales se mencionan el incumplimiento del pago oportuno (en algunos casos hasta 11 meses de salario), el derecho al trabajo, el derecho al mínimo vital, el derecho a la protesta.

 “Así mismo continuamos solicitando mejores condiciones laborales, que se nos dé el derecho al mínimo vital y a un trabajo digno, no queremos más tercerización por lo que exigimos la realización de una planta temporal en el Hospital”, afirmó.

El personal del Hospital Rosario Pumarejo, se mantiene en cese de actividades programadas y ambulatorias desde hace dos semanas aproximadamente, acción que retomaron en vista del incumplimiento de los acuerdos pautados con las autoridades departamentales y nacionales.