Diario del Cesar
Defiende la región

Nube de humo afecta a las familias en Torres Don José y Villa Dariana

16

La inconsciencia de los carromuleros, que han tomado un terreno baldío para quemar los desechos que a diario lanzan en el sector, está generando un grave problema ambiental en el conjunto residencial Torres Don José y en la urbanización Villa Dariana, Valledupar. Una espesa nube de humo cubre el área, mientras niños y ancianos sufren enfermedades respiratorias, mientras no se consigue la manera de poner freno a esta situación.

Este problema fue denunciado por la vecina Leyda González Daza, quien asegura que desde dos años aproximadamente están enfrentando este problema, pero en las últimas semanas se ha agravado por las fuertes brisas que se registran en horas de la tarde que impiden que el fuego se apague.

Manifestó que en algunas oportunidades se ha tenido que llamar al Cuerpo de Bomberos de Valledupar para que apague el fuego, sin embargo, al siguiente día los carromuleros y recicladores, vuelven a generar el incendio para ganar espacio en el terreno que ha sido su centro de acopio de la basura y desechos que recogen en la ciudad.

 “El terreno donde se registran los incendios es propiedad de la Constructora Lindaraja, a cuyos representantes se les ha alertado del problema, pero ha hecho caso omiso. Ellos deben encerrar el lote para evitar que arrojen basura, pero no dan respuesta; solo han visitado el área y no concretan soluciones”, dijo.

Dijo que a la constructora se le han enviado cartas, derecho de petición y la denuncia se ha hecho pública, pero no responden. “Aquí parece que no hay ley, este problema está causando daños ambientales y el gobierno local no actúa, los exhortamos a detener esta situación propiciada por quienes, de manera ilegal y sin control, recogen basura en la ciudad y la dejan en sitios baldíos sin importar las consecuencias”, afirmó.

A la queja se suma, Yenis Méndez, también vecina del sector, quien manifestó que  la situación se agrava durante los fines de semana. El humo puede durar hasta tres días y no hay nadie que frene esta falta ambiental, que afecta a 64 grupos de familia entre los dos barrios.

En algunas ocasiones han venido a limpiar el lote, pero en lugar de ser una solución para la comunidad, les facilita el trabajo a los carromuleros, quienes a diario acuden a lanzar basura sin ningún tipo de restricción, dijo por su parte Sandra Bustamante, otra habitante