Diario del Cesar
Defiende la región

Con recobros indebidos y sobrecostos se roban los recursos de la salud   

33

La indebida formulación y pago de recobros y los sobrecostos en medicamentos, están a la cabeza de las modalidades más frecuentes de menoscabo a los recursos parafiscales de la salud, según ha podido establecer la Contraloría General de la República.

Así lo ha detectado la Contraloría General de la República, al analizar la motivación de sus fallos con responsabilidad fiscal en el sector salud.

Otras dos modalidades habituales son la sustracción y aprovechamiento de los recursos, para lucro de sus propiciadores, y la intermediación de funciones y recursos a cargo exclusivo de las EPS.

El tema es analizado en la más reciente edición de la revista Economía Colombiana, dedicada a lo que le puede suceder al sector salud en la pospandemia.

En el editorial de la revista, el Contralor Carlos Felipe Córdoba considera que, después de la pandemia, es ineludible la reestructuración del sector de la salud no solo para aumentar sus presupuestos, sino para agilizar la distribución de eso recursos.

Dice también que lo menos el 60 por ciento de los hospitales públicos del país tienen graves problemas financieros.

Otra modalidad que está a la par es la intermediación indebida de los recursos de la UPC, con el traslado de funciones que están directa y exclusivamente a cargo de las EPS, a terceros que no están habilitados por la ley.

Y claro, no puede faltar la sustracción y aprovechamiento de los recursos, desviados con el objeto de acrecentar el patrimonio particular.

El tema de “Responsabilidad fiscal y protección de los recursos de la salud” es abordado por la Jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción de la CGR, Claudia Serrano Evers, en la más reciente edición de la revista Economía Colombiana, dedicada esta vez a analizar, desde distintas perspectivas, cómo le irá al sector salud en la pospandemia.

La línea doctrinal de la CGR, contenida en sus fallos de responsabilidad fiscal y elaborada con base en la realidad probatoria de cada expediente, ha permitido fijar precedentes o tipologías de diversas modalidades de menoscabo de los recursos parafiscales de la salud, de los cuales se destacan los antes referidos.

De igual modo, en la Contraloría General de la República se adelantan actuaciones para verificar si, a pesar de los reiterados pronunciamientos que ha hecho sobre la indebida destinación y aprovechamiento de los recursos, algunas EPS en la actualidad han incurrido presuntamente en:

✱ La erogación de gastos de administración dentro de la franja de la UPC, por productos o servicios que no se prestaron o no se utilizaron.

✱ Pagos de anticipos por servicios de salud que no se prestaron.

✱ Omisión de la gestión de cobro de cartera dentro de procesos liquidatorios en desmedro de los recursos parafiscales.

✱ Pago de créditos que no tienen relación de conexidad con la prestación de los servicios a los usuarios.

✱ Adquisición de equipos e inmobiliario no relacionados con dicha prestación.

✱ Y pago de transporte de personal administrativo.