Diario del Cesar
Defiende la región

Microsueño, hipótesis más fuerte sobre el accidente de la Troncal del Caribe 

135

Aunque un estudio técnico determinará finalmente la causa, un microsueño del conductor, es, por ahora, la hipótesis más fuerte sobre el accidente del vehículo tipo camión transportador de reciclaje que se volcó a las 5:45 a.m. del martes entre los kilómetros 14 y 15 de la Troncal del Caribe, jurisdicción del corregimiento de Palermo, Sitionuevo, y cuyo hecho dejó cuatro personas muertas y dos más heridas.

Así lo planteó en las últimas horas el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Óscar Solarte, después de que la seccional de Tránsito y Transporte de la Institución analizara la trayectoria del automotor y de las características del accidente, que ocurrió en el carril derecho en sentido Ciénaga – Barranquilla.

 “Al parecer por un microsueño, el conductor pierde el control del vehículo y se produce el volcamiento, falleciendo las víctimas. La seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta se encuentra adelantando las correspondientes averiguaciones para establecer la responsabilidad del conductor en el accidente de tránsito”, dijo el coronel Solarte.

Para las autoridades entre otras probabilidades cabría más la relacionada con el microsueño, debido a que “no hay huellas de frenado o de maniobra brusca en el lugar de los hechos, que pudieron haber quedado de la reacción del chofer”.

 “Es por ahora la hipótesis que está soportándose, la seccional de Tránsito y Transporte tiene unos conceptos y con la aplicación de algunas fórmulas y de acuerdo a la distancia y forma cómo quedó el vehículo se sabrá qué fue lo que realmente sucedió, pero por ahora, esta versión es la que más fuerza tiene”, agregó un uniformado de la Policía.

DICEN FAMILIARES 

Maricela del Carmen Franco, abuela de Alejandra Yépez Parra, compañera sentimental de Gustavo Javier González Moran, dos de las cuatro víctimas del trágico accidente en la carretera Troncal del Caribe vía que comunica a Ciénaga con Barranquilla, donde murieron cuatro personas de nacionalidad venezolana relató los momentos difíciles que están viviendo.

 “Una muchacha tenía el chip de la nieta mía y llamó a los amigos, diciéndole que se habían matado los muchachos y que la única que había quedado viva era ella y su marido. Ellos se fueron a barranquilla a trabajar, salieron desde el viernes, iban sin dinero y por eso pidieron el chance. Me dicen las autoridades que el señor se quedó dormido y el camión cogió la orilla volcándose”, indicó la mujer en las afueras de la morgue de Medicina Legal de esta capital, quien aprovechó para hacer un llamado a las autoridades distritales para que le brinden una ayuda y poder trasladar el cadáver hasta Maicao, (La  Guajira) y darle cristiana sepultura.

Por otro lado, Nurgeri Chiquinquirá Álvarez Rodríguez aseguró que volvió a nacer a los 32 años, luego de sobrevivir a la tragedia ocurrida en la Troncal del Caribe, jurisdicción de Sitionuevo, Magdalena, en el que cuatro personas perdieron la vida, al parecer por asfixia.  “Ellos estaban bocabajo, con varios sacos encima, no pudimos hacer nada para salvarlos”, comentó entristecida la mujer.

“Le pedimos que nos hiciera el favor, porque era de noche y nos daba miedo. El conductor nos dice, ‘mija no puedo, porque yo lo que llevo es reciclaje’. Le dijimos, ‘no importa, nosotros le ayudamos, y entonces aceptó’. Los cuatro amigos estaban cerca de la cabina y mi marido y yo nos quedamos dormidos en la puerta de atrás hasta que sentimos el golpe”, narró la mujer, quien sostuvo que salieron desde el lunes de Maicao (La Guajira).

El vehículo tipo camión de placas RDE-517 que regresaba de Riohacha, La Guajira y se dirigía a Barranquilla, perdió el control del mismo y se salió de la carretera, al parecer al orillarse mucho al carril derecho en sentido Ciénaga – Barranquilla, y se fue de lado quedando totalmente volcado.

Dicho vehículo era timoneado por Walter López Castro, quien al parecer era conductor y quien hace parte de la lista de los heridos leves, mientras que el conductor auxiliar o ayudante, Edwin Enrique Madariaga Carmona,  sufrió golpes leves cuando se movilizaba como copiloto.

Las otras víctimas mortales fueron Ediomar José Alvarado Navas, de 28 años de edad mientras que de las otras tres víctimas se supo se llamaban Jaydis Escorcha Noguera, Gustavo Javier González Moran y Alejandra Yepes Parra, estos viajaban en la parte trasera del vehículo que transportaba papel tipo archivo (de reciclaje), luego que le pidieran el ‘chance’ al vehículo, que se movilizaba por el kilómetro 47 de la Troncal del Caribe, alegando que estaban enfermos y debían llegar a la capital del Atlántico, por lo que fueron recogidos por López Castro, subiendo en la parte trasera.

 “Lo que manifiesta el conductor es que estas personas se desplazaban de a pie y en la recta del kilómetro 47, sector del radar ellos le piden auxilio porque llevaban un enfermo, les para y se sube. Al llegar al lugar del siniestro él se orilla mucho y se sale de la vía volteándose. Al parecer este hecho se da por el exceso de horas de conducción”, dijo la Policía.

En el automotor viajaban 8 personas y de acuerdo con las autoridades los dos heridos Nurgeri Chiquinquirá Álvarez Rodríguez, 32 años de edad, y su esposo Juan Molina, de 26 años de edad quienes viajaban a Barranquilla en busca de mejores oportunidades laborales, y sufrieron golpes y lesiones en diferentes partes, tuvieron que ser trasladados en una ambulancia hasta un centro médico de Barranquilla, sin embargo ya están fuera de peligro y recibieron alta médica.

Los cadáveres que fueron sacados por operarios de la concesión Ruta del Sol y recogidos por personal del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín, permanecen en la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital a donde fueron llevados. Allí llegaron familiares para adelantar los trámites de retiro de los cuerpos.