Diario del Cesar
Defiende la región

Recogerán 160.000 toneladas de café

105

Durante la segunda cosecha del año, el departamento del Cesar, espera recolectar 160.000 toneladas de café entre 19 municipios que se dedican a este cultivo. Esta labor se realiza de la mano con la  Federación Nacional de Cafeteros y el Gobierno departamental.

La producción del grano se extiende con mayor incidencia en cinco municipios ubicados en la subregión norte, ellos son: Pueblo Bello, Valledupar, La Paz, Codazzi y La Jagua de Ibirico.

Por eso, se hace fundamental mantener todos los protocolos de bioseguridad dada la pandemia de Covid-19, en el marco de su pico más alto en territorio cesarenses.

En esta cosecha, el Cesar espera aportar 160.000 toneladas de café, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, que se traducen en aproximadamente $150.000 millones, gracias al trabajo de unos 8.000 pequeños y medianos caficultores establecidos en el departamento, un alivio para la economía cesarense, y muy especialmente en la zona rural, que ha sido golpeado este año por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con el secretario de Agricultura, Wilson Solano Gracia, este componente es uno de los pilares del Gobierno del Cesar para la reactivación económica gracias a la generación de unos 35.000 empleos, entre recolectores, jornaleros y otros campesinos necesarios para atender el proceso de recolección, secado y venta del café.

 “La cosecha cafetera es, sin duda alguna, financieramente importante para el Departamento del Cesar y más en el ámbito del Covid-19. Tenemos retos como tratar de que se dé con la mayor responsabilidad desde el punto de vista en salud, eso lo estamos trabajando de la mano con la Federación de Cafeteros, la Secretaría de Salud, alcaldías locales; hemos solicitado que se implementen protocolos de bioseguridad como el uso permanente de tapaboca durante la cosecha; tener claro a nivel de municipios el ingreso de personas o jornaleros que llegan de otras zonas para recolección; que los propietarios ofrezcan lavamanos de manera permanente; que no haya aglomeraciones en dormitorios”, indicó Solano Gracia.

Para el funcionario, “el reto está en evitar el contacto permanente entre recolectores, salidas a los centros poblados por parte de ellos y lo más importante, informar cuando haya casos positivos para realizar los cercos epidemiológicos necesarios por parte de las autoridades de salud”.

Recientemente, el Gobierno del Cesar estuvo presente con las secretarías de Salud y Agricultura en la parte alta de la Serranía de Perijá, zona rural del Municipio de Codazzi, brindando apoyo a los caficultores cesarenses para mitigar factores de riesgo en predios durante la temporada alta de cosecha. Se practicaron pruebas para detectar casos positivos de Covid-19, y se entregaron elementos de protección como tapabocas, alcohol y jabón líquido a los recolectores.