Diario del Cesar
Defiende la región

Piden misión de ONU  para que investigue situación de DD.HH.

275

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que se han conocido en las últimas horas “informaciones sobre amenazas a la vida de Juan Guaidó, su familia y la familia de su esposa”.

La XI reunión de ministros de relaciones exteriores del Grupo de Lima le pidió al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, la designación de un experto o una comisión especial que investigue la situación real de los derechos humanos en Venezuela, a la vez que expresaron que no apoyan una salida militar.

En la declaración se indica que “deciden impulsar la designación por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de un experto independiente o de una comisión de investigación sobre la situación en Venezuela, en seguimiento a la profunda preocupación por las graves violaciones de los derechos humanos en el contexto de una crisis política, económica, social y humanitaria, y reiteran su llamado a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a responder a la brevedad ante la situación en ese país, previamente a la presentación de su informe exhaustivo en el 41° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos”.

La declaración firmada entre otros por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, expresó que “condenan las acciones deliberadas del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro que, sin considerar el sufrimiento de la población ni los insistentes llamados de la comunidad internacional, han impedido, el 23 de febrero, el ingreso de artículos de primera necesidad y la asistencia internacional, mediante actos de represión violenta que ocasionaron múltiples heridos y muertos en la frontera con Colombia y Brasil, todo lo cual ha agravado el riesgo en que se encuentran la vida, dignidad e integridad de los venezolanos”.

Plantean también que le pedirán a la Corte Penal Internacional que “tome en consideración la grave situación humanitaria en Venezuela, la violencia criminal del régimen de Nicolás Maduro en contra de la población civil, y la denegación del acceso a la asistencia internacional, que constituyen un crimen de lesa humanidad, en el curso de los procedimientos que adelanta en virtud de la solicitud presentada por Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú el 27 de septiembre de 2018, y posteriormente refrendada por Costa Rica y Francia, y bienvenida por Alemania”.

Reiteraron “su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza”.

Según el Grupo de Lima, “la permanencia de Nicolás Maduro y su régimen ilegítimo en el poder representa una amenaza sin precedentes a la seguridad, la paz, la libertad y la prosperidad en toda la región, por lo cual están propiciando la discusión de la actual situación en ese país en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y seguirán abordándola en la Organización de los Estados Americanos. Asimismo, adelantarán gestiones directas ante el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas para que, de conformidad con sus competencias, impulse la activación del Sistema de Naciones Unidas en relación con lo que está ocurriendo en Venezuela”.

Resaltaron, además, que sigue aumentando el número de países que “han reconocido la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional y del Presidente Encargado, Juan Guaidó, e invitan a esos Estados y al conjunto de la comunidad internacional a sumarse al compromiso del Grupo de Lima con la transición democrática y con la inmediata provisión de asistencia humanitaria”.

El Grupo de Lima, en su declaración final, expresó que “reiteran su llamado a todos los miembros de la Fuerza Armada Nacional a reconocer al Presidente Encargado, Juan Guaidó, como su Comandante en Jefe, y los exhortan a que, fieles a su mandato constitucional de estar al servicio exclusivo de la Nación y no al de una persona, cesen de servir como instrumentos del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro para la opresión del pueblo venezolano y la violación sistemática de sus derechos humanos”.

El mismo llamado lo hicieron a los miembros del Poder Judicial y el Sistema de Justicia de Venezuela, incluyendo “quienes han sido designados irregularmente como tales, a reconocer la autoridad legítima de la Asamblea Nacional y del Presidente Encargado, Juan Guaidó, y a respetar el pleno ejercicio de sus competencias constitucionales, con el fin de facilitar la transición democrática y el restablecimiento del Estado de Derecho en Venezuela”.

Hicieron un “llamamiento a las naciones que aún mantienen vínculos de cooperación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, para que ayuden a facilitar la búsqueda de soluciones que abran paso al proceso de transición democrática y la convocatoria de elecciones libres, justas, transparentes y creíbles”.

 

AMENAZAS DE MUERTE

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que se han conocido en las últimas horas “informaciones sobre amenazas a la vida de Juan Guaidó, su familia y la familia de su esposa”.

Por lo anterior, Trujillo dijo que se responsabilizará “al usurpador Maduro de cualquier acción violenta contra Guaidó, eso se convertiría en otro crimen… Guiadó representa el anhelo de libertad, Guaidó es el futuro, Maduro es el pasado, la hora de Maduro le llegó para retirarse”.