Diario del Cesar
Defiende la región

Comenzó el juicio por la masacre de ´La Aguacatera’ 

138

Luego de 3 años y 7 meses y tras múltiples aplazamientos y fracasos, la mañana de ayer se dio inicio al juicio oral en contra de dos de los cuatro implicados en la conocida como ‘la masacre de La Aguacatera’ ocurrida en la vereda del mismo nombre, en el municipio de Agustín Codazzi, en marzo de 2017 y en la cual fueron asesinados tres jóvenes de la población.

Ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito con función de conocimiento de Valledupar empezó el debate probatorio en el cual la Fiscalía 17 Seccional pretende demostrar la responsabilidad de Olfer Enrique Valencia Ibarra y Juan Gabriel Zapata Múnera.

A los acusados el ente acusador les atribuye los delitos de homicidio agravado, secuestro simple y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

En la vista pública, realizada de manera virtual, el ente acusador presentó su teoría del caso seguido de los abogados de la defensa.  Antes, los acusados no se allanaron a los cargos.

Como primer testigo de la Fiscalía fue presentado un agente del CTI que estuvo al frente de las investigaciones en este caso.

La continuación del juicio oral fue programada para el próximo 10 de diciembre a las dos de la tarde.

Cabe recordar que por este caso ya fueron condenados:  Julio César Zapata Munera, hermano de  Juan Zapata, a 40 años de prisión en una sentencia proferida por el Juzgado Primero Penal del Circuito con función de Conocimiento; mientras que Javier Enrique Acosta Acuña, alias ‘El Negro’,  purga una pena de 35 años y un mes de prisión emitida por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito con función de Conocimiento.  Ambos recibieron sentencias anticipadas tras allanarse a los cargos endilgados por la Fiscalía.

LA MASACRE 

Lo que sería una tarde de amigos y de buen fútbol colombiano se convirtió en el último día de tres personas, entre ellas un soldado profesional que se encontraba de descanso en el Cesar. La masacre se registró en la madrugada del 29 de marzo del 2017 en la vereda La Aguacatera del municipio de Codazzi.

Alexander Salas Padilla, Luciano Acosta Brito y Hamilton Soto Lara, quienes resultaron víctimas de los hechos, habían salido para departir de un establecimiento público en la cabecera municipal, donde observaron el partido de fútbol entre Colombia y Ecuador, y luego decidieron continuar parrandeando en otro sitio donde fueron heridos en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

El ente acusador del caso ha señalado en las vistas públicas que: “Los tres jóvenes salen del lugar a casa de uno de ellos, momento en el que llega una camioneta, los suben a la fuerza, los amarran y se los llevan bajo la modalidad de secuestro. De acuerdo con la Fiscalía el vehículo, se supo, es propiedad de Juan Zapata; se dirigieron a La Aguacatera, donde a las víctimas identificadas se les hiere con arma corto punzante y elementos contundentes, supuestamente para sacarles información de dónde estaba la pistola. “No contentos con ello, les disparan de manera indiscriminada”, sostuvo el fiscal.