Diario del Cesar
Defiende la región

´No se debe desechar ninguna hipótesis¨: magistrado Ibáñez 

21

En la posesión del nuevo magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Enrique Ibáñez, el presidente de la República, se pronunció de nuevo sobre el reconocimiento de responsabilidad hecho por las FARC en relación con el crimen de Álvaro Gómez.

“La verdad no es de declaraciones, ni de comunicados ni de micrófonos, la verdad se expresa ante la autoridad competente”, manifestó el mandatario, quien señaló que en el crimen del líder conservador, cometido en 1995, el reconocimiento de responsabilidad hecho por los exmiembros de las FARC no limita la capacidad de investigación de la Fiscalía.

Según el presidente, “la verdad tendrá que cotejarse con el principio de la colaboración armónica”, es decir, la Fiscalía no puede dejar de investigar a los antiguos miembros de las FARC que no se sometieron al proceso de paz ni tampoco se pueden descartar otras hipótesis sobre el crimen.

Desde el fin de semana, cuando se conoció la carta en la que miembros de las FARC reconocieron su responsabilidad por el crimen, el mandatario planteó dudas sobre esa hipótesis.

La familia del inmolado dirigente conservador asegura que el crimen fue ordenado por el entonces presidente Ernesto Samper, y otros miembros de su Gobierno, como el ministro del Interior, Horacio Serpa, y el director del DAS, Ramiro Bejarano.

Bejarano anunció por su parte este miércoles una denuncia penal contra el presidente Duque y el expresidente Álvaro Uribe por supuesta manipulación de la investigación por el magnicidio de Álvaro Gómez con la intención de que los mismos testigos fueran utilizados en el proceso que se sigue contra el hermano del exmandatario Santiago Uribe por su supuesta participación en masacres.

Jorge Enrique Ibáñez, el nuevo magistrado de la Corte Constitucional, remplaza en el cargo a Luis Guillermo Guerrero.

Ibáñez es abogado especialista en derecho constitucional de la Universidad Javeriana, magíster en Derecho y en Derecho Internacional Público, doctor de la Universidad Alfonso X El Sabio y postdoctor en Derechos Humanos y Derecho Penal Internacional de la misma universidad. Fue asesor de la Asamblea Nacional Constituyente en 1991 en Colombia, y de la Asamblea Constituyente del Ecuador en 1997.

Fue además abogado en el Banco de la República, director de la Especialización en derecho administrativo de la Universidad del Rosario en 1994, director del departamento de Derecho Público y de varias especializaciones, así como conjuez de la Corte Constitucional y del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y del Consejo de Estado. También actuó como uno de los tres árbitros del tribunal de arbitramento que terminó anulando el contrato de la Ruta del Sol 2 en agosto de 2019.