Diario del Cesar
Defiende la región

Yeimi Arrieta Ramos es la nueva reina del acordeón 

197

POR: NINOSKA REYES URDANETA 

El género femenino de nuevo se impuso en el Festival de la Leyenda Vallenata, Yeimi de Jesús Arrieta Ramos, de Arjona-Bolívar, triunfó la noche de este sábado 3 de octubre, en el concurso Acordeonera Categoría Mayor, coronándose como la segunda reina del festival, que este año se llevó a cabo de  manera virtual.

La joven de 23 años de edad, se midió ante las acordeoneras Nataly Patiño Amarís y Wendy Paola Corzo Carmona, quienes lograron el segundo y tercer lugar, respectivamente. Madeleine Bolaños Escobar y Yulieth Dayana Pineda, complementaron el grupo de cinco acordeoneras que participaron en este segundo concurso de Acordeonera Mayor.

Yeimi Arrieta Ramos, estuvo acompañada por el cajero Alberto Camacho y el guacharaquero Jorge Luis Daza. Interpretó el merengue El Gallo jabao, el paseo Esperanza, la puya Me vuelvo a coronar y el son Levántate María.

El jurado calificador estuvo conformado por Cecilia Luìquez, Iván Villazón, Rauìl ‘Chiche’ Martínez, Jacinto Leonardy Vega y Glenis Iglesias.

SEGUIR EN LA LUCHA FEMENINA 

Yeimi pertenece a la dinastía Arrieta, es hija del profesor de música Jaime Arrieta Ligardo y Nellys Ramos Salas. Comenzó su carrera en la música a los 7 años en la escuela de su padre.

Su hermana es la única reina en la caja en el año 2001 y su hermano tres veces virrey en la categoría aficionado, nació y creció en una familia donde los instrumentos del vallenato son su razón de ser.

Su primer triunfo fue el primer puesto obtenido en el Festival de Compositores y Acordeoneros de Arjona (Bolívar) en 2005. En el 2006 ganó los festivales de Mahates, Turbaná y Pasacaballos de Cartagena, en el departamento de Bolívar, y obtuvo los segundos lugares en Lorica y Sahagún, en Córdoba. Ese mismo año fue semifinalista en Valledupar. Fue puesta bajo entrenamiento del maestro Andrés “Turco” Gil e integrada a la agrupación “Los Niños Vallenatos”.

“Gracias  a Dios se lograron los objetivos, trece años consecutivos participando en diferentes categorías, y por fin lo logré en una edición inédita, ya que se vivió de manera virtual a causa de la pandemia. En el 2007 me coronó reina infantil y hoy vuelvo a ser la diosa del vallenato”.

Admitió que nunca ha dejado de preparase,  festival que acaba es otro que comienza, siempre tiene presente preparar las mejores piezas, y este año no fue la excepción, de hecho fue la primera en inscribirse cuando se llamó a concurso.

Tiene tres años residenciada en Barranquilla, donde comparte su vida de madre, esposa y artista, labores que anunció compaginará con los estudios de Diseño Gráfico.

“La meta es seguir fomentando el talento femenino, no dejar que la categoría disminuya, el llamado es a las niñas para que se presenten, ya que la participación de la mujer en el festival es una realidad”, afirmó.