Diario del Cesar
Defiende la región

‘Robamangos’ atacaron a piedra y machete a una familia 

175

El decirle a unos ‘robamangos’ que se bajaran de un árbol y pidieran permiso para sustraer el fruto ajeno, casi se convierte en una tragedia mayor para una familia del barrio Villa Jaidith, al sur de Valledupar.

El demencial hecho ocurrió el pasado fin de semana, cuando dos individuos, armados con machete y piedra, agredieron a dos adultos (uno de ellos de la tercera edad) y un menor, residentes en dicho sector de la ciudad.

Según narró un familiar de las víctimas a AJÁ & QUÉ VALLEDUPAR, el ataque se produjo luego de un adulto mayor se percató que dos jóvenes estaban sustrayendo los mangos de un árbol sembrado en la terraza de su vivienda.

“Mi papá, un hombre de 72 años, les dijo que se bajaran del árbol, a lo que este respondió: ‘estoy cogiendo unos mangos porque yo los necesito y, como yo los necesito, yo los cojo’. Entonces mi papá les dice: ‘pero esa no es la forma, usted tiene que pedir permiso y yo veré si se lo doy o no’. Respondiéndole: “Ah no, viejo, usted lo que quiere es que yo lo ahorque”, narra el familiar que prefirió omitir su nombre.

En ese momento, un sobrino del señor, un menor de edad de 16 años, salió a ver qué pasaba, siendo recibido con un machetazo por uno de los individuos.

Inmediatamente, el otro sujeto, que llevaba una carreta llena de mangos, lanzó una pedrada al pómulo del hombre mayor, causándole una herida.

No conforme con esto, esta persona volvió a machetear al adolescente  cortándole la muñeca y luego la oreja.

Para rematar el acto delincuencial, un hombre de 42 años que salió de la casa a ver qué pasaba, fue recibido con una pedrada en la cara.

Estos hechos fueron denunciados a la Policía del Cesar, no obstante, según el denunciante, las autoridades no actuaron conforme la situación lo ameritaba.

“Llamamos a la Policía, pero llegaron, y luego nos dijeron que estaban en cambio de turno y que llamáramos a un número”, dijo.

VOLVIERON MÁS TARDE A AGREDIR 

Pero la cosa no paró ahí, asegura el familiar de los agredidos.  Una hora más tarde, volvieron a aparecer las dos personas que agredieron a sus familiares, pero con 10 o 12 personas, armadas de machete e incluso con pistola.  “Me tocó encerrarme.  Toda la familia, levantaron a tiro la casa, le pegaron machetazos a la ventana, quebraron vidrios”, asegura.

El ataque dejó al hombre de 42 años con graves lesiones, múltiples fracturas y comprometido el rostro y mandíbula.

Entretanto, el menor recibió 18 puntos de sutura en el brazo, 8 en la cabeza y 7 en la oreja.  El adulto mayor recibió 4 puntos en el pómulo.

Este medio conoció que son constantes por agresión de ‘robamangos’ a personas que les reclaman por bajar los mangos.