Diario del Cesar
Defiende la región

Con nostalgia, sin gente ni ron, arrancó el Festival Vallenato 

289

Vacío, sin público, ni ron y con un silencio que embargaba de nostalgia a los colombianos, así se mostró el Parque de la Leyenda vallenata, Consuelo Araujonoguera en Valledupar, la noche del miércoles durante la ceremonia inaugural del 53º del Festival de la Leyenda Vallenata, versión que se disfrutará hasta el 3 de octubre de manera virtual, a causa de la pandemia por el Covid-19.

La ceremonia, realizada bajo estrictas normas de bioseguridad y transmitida de manera gratuita a través de las plataformas digitales del festival, fue presidida por el alcalde de Valledupar, Mello Castro, Wilson Solano, gobernador encargado del Cesar y el presidente de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina, quien oficializó el inició del certamen folclórico más importante del país.

De manera virtual, el presidente de la República, Iván  Duque, también envió un mensaje en el que destacó que la materialización de esta fiesta folclórica, demuestra que Colombia no se rinde a las adversidades y en Valledupar sus artistas siguen componiendo, tocando y cantando.

El Festival de la Leyenda Vallenata es el más tradicional del país, es el lugar donde se unen cultura y la riqueza de su patrimonio. Grandes artistas salen a demostrar el son, paseo, merengue y puya en cada una de sus melodías.

Valledupar espera paciente la reactivación del país así como espera volver a la gran fiesta folclórica que se convierte en el centro de atención del país y el mundo.

Resaltó que los vallenatos se han unido para acompañar al país que no se rinde ante la adversidad. Además señaló. “Es el lugar donde muchos de los grandes artistas emergentes salen a mostrar su destreza y su talento interpretando el son, el paseo, el merengue y la puya”.

El primer mandatario de la Nación fue enfático en señalar. “Aquí vemos la fuerza del talento y la identidad de nuestros artistas, que además trasciende, supera dificultades llenos de voluntad y de esperanza, y siguen componiendo, tocando y cantando para llenarnos de vida y de optimismo. Los acordeones, las cajas y las guacharacas, siguen resonando con esos versos de los juglares, acompañando a un país que no se rinde ante la adversidad”.

Finalmente agradeció a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y a la Alcaldía de Valledupar por sus múltiples esfuerzos para mantener vivo este evento que demuestra su gran motivación para entender que Colombia sigue siempre adelante.

Por su parte, Mello Castro, alcalde de Valledupar, manifestó que en esta oportunidad la tecnología se pone al servicio del folclor para mantener la tradición, sin olvidar el momento crítico que se enfrenta a causa de la pandemia.

El compromiso es con Valledupar, donde la cultura y la idiosincrasia se convierten en el epicentro del vallenato, declarado patrimonio cultural de la humanidad.

El gobernador encargado del Cesar, Wilson Solano Gracia, expresó que sin previo aviso una realidad le pone pausa  a grandes proyectos, pero a la vez es el impulso para explorar otras capacidades, que conlleven a transmitir lo mejor en cada localidad.

En esta oportunidad, gracias a la tecnología, grandes intérpretes y compositores se acogen a la virtualidad desde la virtualidad este importante evento, que aunque no está cargado de los colores y sonidos que lo caracterizan, sabrá llegar al corazón de los colombianos.

Pronto vendrá una mejor época, pero por ahora toca disfrutar a la distancia de los sonidos del acordeón, la caja y la guacharaca.

Rodolfo Molina Araújo, presidente de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata, dijo “la vida está llena de casualidades. Esta noche, cuando inauguramos oficialmente la edición 53 del Festival de la Leyenda Vallenata, conmemoramos 19 años de la partida de Consuelo Araujonoguera, ‘La Cacica’, esa aguerrida mujer que junto al Expresidente Alfonso López Michelsen, Rafael Escalona Martínez y otras personas no menos importantes, dio vida a este certamen, que hoy por hoy es el más importante de Colombia, en el campo cultural y folclórico.

Tal vez, lo que nunca imaginaron esos creadores del Festival es que alguna vez, por cuenta de una pandemia que llegó a acorralar al mundo entero, llegaríamos a realizar una versión virtual.

Aquí estamos, siguiendo el legado de constancia, coraje y determinación, que nos dejaron Consuelo, López y Escalona, al cual no podemos fallar ni por equivocación. Bien lo dijimos en abril de este año, el Festival no se cancela, se aplaza. Y aunque no podamos realizarlo de manera presencial como todos hubiéramos querido, estamos cumpliendo con el compromiso de preservar, promover y difundir la música auténtica vallenata, virtualmente.

La ceremonia de inauguración concluyó con la presentación del Rey de Reyes, cuarta generación, Álvaro López Carrillo, quien interpretó los cuatro aires del folclor vallenato.

El soberano del acordeón estuvo acompañado en el canto por Aldair Velásquez, en la caja Widinson ‘Cosita’ Arias y en la guacharaca Virgilio Barrera Jr. De igual manera se tuvo la asistencia del grupo Pilón Cañaguate que dirige Maritza Vigna.