Diario del Cesar
Defiende la región

Hace dos años un sicópata asesinó a la niña Génesis    

276

El ‘monstruo’ de Fundación permanece en la cárcel de máxima seguridad de la capital del Cesar tras aceptar su responsabilidad en el crimen de la pequeña. 

Ayer, se cumplieron dos años del vil crimen de la hija de Benjamín Rúa, siendo para él y su familia el día más triste, pues fue justo a finales del mes de septiembre de 2018 la fecha en que un ‘Monstruo’ le arrebató la vida a su hija, la pequeña Génesis Rúa Vizcaíno, quien fue abusada sexualmente y después incinerada en un fogón de leña en el patio de la vivienda de su agresor, quien permanece en un centro carcelario.

El país entero se conmocionó por el espantoso acto que cometió Adolfo Arrieta García en el barrio El Porvenir de Fundación, Magdalena, donde violó, estranguló e incineró a la menor que es recordada como otro angelito que está en el cielo de manera injusta a causa de la violencia.

El aberrante caso se registró en el barrio Porvenir de esta municipalidad, cuando Arrieta García presuntamente raptó a la menor y la introdujo a la fuerza a su casa, en donde abusó sexualmente de ella, la estranguló y en un intento de borrar cualquier evidencia le prendió fuego al cuerpo de la pequeña.

Fue una extensa columna de humo y el olor a carne quemada lo que hizo que sus vecinos alertaron a las autoridades sobre el incidente;  así como los patrulleros del cuadrante de la Policía llegaron al predio y encontraron los restos de la niña calcinada.

Cabe recordar que, el pasado 6 de mayo del 2019 se conoció la sentencia de 53 años y 10 meses de prisión que paga Adolfo Enrique Arrieta García por el homicidio de la menor. El sentenciado no tendrá ningún beneficio de acuerdo a los parámetros de la ley colombiana, no podrá en el futuro, dentro de 5, 10 o 15 años pedir domiciliaria o estar en un hospital, su condena se tiene que cumplir de manera obligatoria dentro del establecimiento carcelario, aseguró el abogado de las víctimas.

El hecho ocurrió a finales del mes de septiembre de 2018, el cual estremeció a toda Colombia. Desde ese momento la atención del país se concentró nuevamente en Fundación, Magdalena, que antes ya había sido noticia por aquel suceso en el que 33 niños murieron calcinados en un bus luego de participar de la escuela dominical de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.