Diario del Cesar
Defiende la región

´No más cortes de energía, los abusos y mala atención´: Duque 

89

De esta manera, el Gobierno nacional puso fin a la operación de Electricaribe, intervenida por la SuperServicios en noviembre de 2016. 

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, presentó oficialmente a Afinia, conocida como ‘Caribe Mar’, operadora que prestará el servicio de energía eléctrica, a partir de primero de octubre, en los departamentos de Bolívar, Cesar Córdoba y Sucre, en remplazo de Electricaribe.

En presencia de los gobernadores de los departamentos, los alcaldes de las ciudades capitales y la bancada Caribe, el mandatario manifestó: “hoy estamos cumpliéndole a la costa Caribe colombiana”.

“Caribe Mar, conocida como Afinia, recibe un nuevo operador para cubrir los departamentos de Córdoba, de Sucre y también del Cesar. ¿Quién es ese operador? Un operador de excelencia, como lo es Empresas Públicas de Medellín, que viene a invertir, que viene a transformar, que viene a servirle a la gente”, subrayó.

Afinia, conocida como ‘Caribe Mar’, en cabeza de Empresas Públicas de Medellín (EPM), asume el servicio a 1,51 millones de usuarios.

Con esta operación, EPM se convierte en el principal operador del sistema eléctrico nacional, tanto en distribución como en comercialización.

De esta manera, se pone fin a la operación de Electricaribe, intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios en noviembre de 2016. Y se abre paso un cronograma de grandes inversiones, así como el restablecimiento de la confianza de más de 10 millones de habitantes de esta zona del país, que han sido afectados por el deterioro de la infraestructura y por las deficiencias en la prestación del servicio a cargo de la saliente empresa.

Sobre este proceso, el Ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, aseguró: “Estamos cumpliendo el compromiso del Gobierno del Presidente Duque de encontrar una solución estructural y definitiva para la región Caribe, que permita ofrecer un servicio de energía de calidad a los cerca de 10 millones de habitantes de esta zona del país”.

“La llegada de Afinia y Air-e hace parte de un paquete integral, con el que los habitantes del Caribe tendrán una mejora gradual y significativa, con cuantiosas inversiones en los próximos años, que se traducirá en un servicio más confiable para una zona llamada a impulsar la transición energética de Colombia”, agregó.

La Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, manifestó que: “Nos complace presentar este resultado logrado gracias al trabajo articulado desde el alto Gobierno y apoyado por congresistas, mandatarios de la región, gremios y sociedad civil, en medio de dificultades afrontadas con éxito”.

“Durante el proceso de intervención que adelantamos en Electricaribe, logramos mantener a la empresa al día en el pago de sus obligaciones por compra de energía, evitando un apagón en la región, y jalonamos el proceso de búsqueda de nuevos operadores, sobre los que haremos vigilancia permanente para asegurar que los usuarios obtengan el servicio que se merecen, y la región pueda desarrollar su gran potencial de crecimiento económico y social en beneficio de todos sus habitantes”, puntualizó la funcionaria.

En su primera fase de funcionamiento, Afinia y Air-e realizarán labores conjuntas de carácter transversal a través del Centro de Servicios Compartidos.

Esta empresa fue constituida por los dos operadores para atender temas comerciales y de facturación, entre otros. Su existencia está contemplada a dos años, plazo que podrá ser menor, dependiendo de la agilidad con la que cada operador asuma estas actividades de manera independiente.

Las peticiones, quejas, reclamos y todos los trámites en curso interpuestos por los usuarios ante Electricaribe serán asumidos por las nuevas empresas.

Paralelo a la entrada en servicio de los nuevos operadores de red, el proceso de intervención de Electricaribe continuará con los trámites de ley para su liquidación y término de su existencia legal.

Afinia operará en los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre, y Air-e en Atlántico, Magdalena y La Guajira. Los dos nuevos operadores deben asegurar la calidad, continuidad y cobertura del servicio y la ejecución de proyectos de inversión por $ 8,5 billones, en un plazo de 10 años, destinados al mejoramiento de estaciones y subestaciones, cambio de transformadores, redes eléctricas y modernización de equipos, entre otros frentes.

“Hoy es un día histórico y un día lleno de motivación; los problemas muchas veces envejecen mal, hay que ponerles el pecho y hay que construir soluciones colectivas, soluciones definitivas y soluciones que beneficien a la ciudadanía”, señaló el mandatario en compañía de gerente general de Aire, John Jairo Toro y otros actores del sector.

Duque añadió que “Electricaribe era sensaciones de desasosiego, pérdida de esperanza, había rabia, desmotivación; muchos ciudadanos sentían, no solamente un karma de mal servicio, sino que la intervención que se había adelantado parecía no tener, como dicen coloquialmente, luz al final del túnel”.

También se refirió al proceso de transición energética al afirmar que “la nación asumió el pasivo pensional de la empresa para que pudiera tener un camino de viabilidad, garantizar inversiones importantes, históricas, mejorar la red de servicios y que esta iniciativa estuviera incorporada en el Plan Nacional de Desarrollo”.

La inversión por parte de Aire tendrá que ser de 8,7 millones de pesos para poder operar durante los próximos diez años. Y, para los próximos cinco años, la inversión será de 3,1 billones de pesos.

Los retos de los nuevos operadores de energía   

Para los costeños han sido 10 años de oscuridad por los constantes apagones que causan daños en electrodomésticos por la oscilación de voltaje. Muertes por caída de cableado, descargas eléctricas o suspensión del servicio en viviendas donde habitan personas con ventilación mecánica. Han sido 10 años de protestas, de denuncias por recibos con valores de estrato seis para quienes residen en barrios eléctricamente subnormales y de falta de inversiones por parte de la compañía, así como de un pleito jurídico internacional entre Naturgy y el gobierno colombiano.

Los trabajadores de la empresa, aunque dicen que no se les ha tenido en cuenta en el proceso de transición, están dispuestos a trabajar con sus nuevos patronos en sacar el servicio adelante.

“Iniciando el proceso estábamos al tanto pero la Agente Especial, Ángela Patricia Rojas, comenzó a dirigir la compañía por control remoto y se nos dejó de tener en cuenta para el empalme. Realmente no conocemos más allá de lo divulgado por los medios de comunicación”, señaló Hamilton Barreto, presidente de Sintraelecol.

Para Barreto, los nuevos operadores tendrán la responsabilidad de mejorar el servicio no solo haciendo las inversiones pactadas en la infraestructura, sino en la planta de personal, retomando el control directo de servicios y disminuyendo la tercerización que aumentó considerablemente en los últimos años.

Los nuevos operadores se han comprometido con la Superintendencia de Servicios Públicos en el proceso de subasta, a realizar inversiones por más de 8 billones de pesos como principal reto, así como la normalización eléctrica a familias vulnerables.

Afinia y Air-e, serán los nombres comerciales de los dos operadores que tomarán las riendas del servicio desde el 1 de octubre. En Afinia estará EPM como operador del servicio de 1.5 millones de clientes de Bolívar, Córdoba y Sucre, en donde deberá ejecutar inversiones superiores a los 5 billones de pesos, mientras que Aire, estará a cargo del Consorcio Energía de la Costa integrado por Enerpereira para el Atlántico, Magdalena y La Guajira.

Los nuevos inversionistas llegan en medio de una polémica por el “incentivo” que recientemente decretó el Ministerio de Minas y Energía para que desde enero del 2021 se aumentaran las tarifas de comercialización en un 20%, ante la pérdida de indicadores de facturación que para la firma del contrato estaban por encima del 80% y tras la pandemia se encuentran por debajo del 70%.

Cesar Lorduy, representante a la Cámara por el Atlántico, considera que los nuevos operadores no tendrán excusas para mejorar el servicio ante los beneficios que se les han dado tanto en el Congreso de la República como en el Gobierno Nacional.

“El Gobierno ha asumido el pasivo pensional, también ha financiado el funcionamiento de Electricaribe y la compra de energía, así como el incremento de las tarifas de comercialización de manera anticipada a la realización de las inversiones a partir del primero de enero del 2021”, indicó Lorduy.

En cuanto a los barrios eléctricamente subnormales hay un reto económico y social por superar. A juicio de Armando Redondo, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La Manga, tener a Electricaribe como operador del servicio de energía ha sido un verdadero calvario.

“Supuestamente estamos normalizados con el subsidio Foes que recibe la empresa del Gobierno, pero estamos sufriendo de las altas facturaciones, de fallas en los transformadores y de las redes obsoletas. Un estrato bajo subsidiado como donde residimos, nos llegan recibos hasta por 600 mil pesos en cada hogar, por lo que hace meses retiramos los medidores”, señaló.

  Estos son los operadores  

EPM y el Consorcio Energía de la Costa arrancan desde este jueves próximo su operación en la región Caribe como los nuevos operadores del servicio de energía eléctrica, concluyendo así el oscuro legado que deja Electricaribe durante los 22 años que estuvo a cargo del servicio.

Por parte de EMP entrará en servicio la compañía Afinia que tendrá a cargo la prestación del servicio  para 1.5 millones de usuarios en los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar, lo que fue denominado como el segmento Caribe Mar, y en donde invertirá 5 billones de dólares durante la próxima década.

El Consorcio Energía de la Costa actuará a través de la compañía Aire, que será quienes distribuyan y comercialicen la energía para 1.3 millones de usuarios en Atlántico, Magdalena y La Guajira, segmentó que se denominó Caribe Sol y cuyo consumo mensual promedio de energía alcanza los 414,7 kW/h.

Estas empresas estarán enlazadas con una tercera que se encargará de manejar de manera temporal aspectos transversales.

Ha sido un largo camino para lograr que un nuevo operador tomara las riendas para prestar un servicio eléctrico efectivo. Desde 2018 se dio el primer intento en el gobierno de Juan Manuel Santos; sin embargo, fue en el gobierno de Iván Duque donde se materializó la esperanza de todos los habitantes de la región Caribe de acabar con la pésima gestión de Electricaribe.

Tras cumplir con los requisitos requeridos, el 20 de marzo se escogieron a las Empresas Públicas de Medellín E.S.P (EPM) y el Consorcio Energía de la Costa como las dos firmas para la operación del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.

El panorama que presenta Aire, según explicó su gerente, John Jairo Toro, contempla una inversión de 88 mil millones de pesos para empezar a trabajar desde este jueves.

Asimismo, el ejecutivo resaltó que están definidos 240 proyectos que se va ejecutar en el primer año, que están encaminados a mejorar la calidad del servicio.

Agregó que la meta de la compañía es una inversión en los primeros 5 años 2.6 billones de pesos en los tres departamentos y la gran apuesta es que no se paralice ningún proyecto por problemas de energía.

El objetivo, indicó Toro, es revertir el peor modelo de calidad del servicio que se tiene en la región de 120 horas de ausencia de energía, cuando el promedio nacional es de 40 horas.