Diario del Cesar
Defiende la región

Eln ataca en Ocaña

30

Cuando los uniformados se acercaron al lugar “hubo como una explosión” y cinco agentes resultaron heridos con esquirlas, dijo a la AFP una fuente militar. 

Un temor generalizado se ha apoderado de los municipios que integran la provincia de Ocaña y el Catatumbo ante el paro armado del Ejército de Liberación Nacional (Eln).  En la madrugada de este viernes fue dejado un presunto carro bomba en la vía que va hacia la zona del Catatumbo.

El vehículo fue atravesado cerca al puente de La Ondina, del Cementerio de la Esperanza. En los alrededores fueron ubicados letreros de advertencia sobre la existencia de explosivos y con las iniciales del Eln.

La Policía Nacional adelanta los protocolos de seguridad para que expertos verifiquen la situación y procedan a despejar la arteria vial.

Además, los subversivos pintaron grafitis en las fachadas de las viviendas en instalaron banderas en algunos barrios de la Ciudadela Norte, en Ocaña. El miedo es generalizado en sectores como Santa Clara y José Antonio Galán y padres de familia no envían a los niños a las instituciones educativas.

PANORAMA NACIONAL

En las primeras horas del inicio del paro armado el balance da cuenta de una serie de alteraciones del orden público en diferentes municipios del país, así como baja afluencia de pasajeros y buses en los diferentes corredores viales. Los Santanderes, Cauca, Chocó y Cesar fueron los departamentos en los que la Fuerza Pública tuvo más movimiento por cuenta de acciones que, de momento, se le atribuyen al ELN, guerrilla que promovió el paro.

Las primeras tensiones se vivieron en diferentes puntos del Cauca, porque en las vías que van de Popayán hacia Pasto, sector de El Patía y Mojaras, fueron abandonados cilindros para el almacenamiento de gas propano pintados con grafitis alusivos al ELN. En los lugares también ubicaron banderas representativas de esta guerrilla.

En Santander de Quilichao pintaron grafitis alusivos a la columna móvil Jaime Martínez de las Farc, integrada por excombatientes ahora disidentes, que también difundieron panfletos intimidatorios.

Por el lado de Arauca fue desactivado un explosivo en la carretera a Fortul, por parte de tropas de la Octava División. Salvo este hecho, no hubo novedades en la zona, de acuerdo al balance del Ejército.

La baja afluencia de transporte obedeció a que algunas empresas optaron por guardar sus vehículos ante la amenaza del ELN de quemarlos, en el evento de que estuvieran realizando recorridos con pasajeros en las vías nacionales.

Por su parte, un temor generalizado se apoderó de los municipios que integran la provincia de Ocaña y el Catatumbo ante el paro armado del Ejército de Liberación Nacional (ELN).  En la madrugada de este viernes fue dejado un presunto carro bomba en la vía que va hacia la zona del Catatumbo.